Básicamente, los agentes industriales son dañinos para la salud, además que dañan la capa de ozono y contaminan el aire de nuestro hogar.

Por ello es importante rechazar por completo el uso de los químicos, vale la pena reducirlo al mínimo y acudir a las soluciones de “la abuela”. ¡Te quedará todo perfectamente limpio!

#1 Para que tu piso brille

Para conseguir que tus pisos brillen perfectamente, utiliza la siguiente solución: 1/4 de taza de vinagre disuelta en 1 litro de agua. Lava las patatas en agua hervida.

#2 Elimina la suciedad y manchas de tu ventana

La mejor solución para lavar tus ventanas es el agua con un poco de amoniaco (1 parte de amoniaco disuelto en 10 partes de agua). Después de lavar las ventanas, sécalas bien con papel periódico o un trapo. También las patatas crudas cumplen la función de detergente. Para ello, es suficiente frotar las ventanas con patatas cortadas a la mitad y secar con un paño seco.

#3 Contra el óxido en tu cuarto de baño

Para eliminar el óxido de las baldosas es suficiente frotar las áreas manchadas con una mezcla de vinagre y bicarbonato. Deja actuar la solución durante un par de minutos, luego lava con agua y seca.

 

#4 Cómo limpiar la tabla para cortar

Para eliminar malos olores y manchas de tu tabla para cortar, frótala con la mitad de un limón, espolvorea sal y deja que repose durante 10-15 minutos. Después, con la segunda parte del limón, frota la superficie. Lava con agua.

#5 Haz que tu horno luzca como nuevo

Mezcla 1 taza de bicarbonato de sodio con 1/2 taza de agua tibia. Aplica esta pasta en las paredes del horno y deja que actúe durante 15 minutos. Lava bien, seca el vidrio con un paño seco. Llena un atomizador con vinagre blanco y rocíalo de manera uniforme sobre las paredes del horno. Deja que actúe durante 15 minutos. A continuación, seca bien con un paño.

#6 Haz que tu lavadora permanezca reluciente

Para disolver los posos (sedimientos), enciende tu lavadora en un ciclo a 80 °С, agregando previamente 80 g de ácido cítrico en el compartimiento del detergente.

#7 Cómo eliminar los malos olores

Si tu refrigerador huele mal, lávalo con agua y jugo de limón en partes iguales, también puedes agregar un poco de bicarbonato de sodio para remover mejor la suciedad.

#8 Para que los espejos brillen

Antes de lavar los espejos es necesario retirarles la grasa. Para ello, agrega 2 cucharadas de alcohol a la solución que usas para lavar.

#9 Baldosas y puertas relucientes en tu ducha

Para eliminar manchas de agua escurrida, residuos y hongos en la baldosa, puedes usar bicarbonato de sodio o limón. Pasando un cepillo de dientes viejo por el bicarbonato, talla las costuras de las baldosas y luego lávalas con agua. Una vez a la semana frota las costuras con limón, deja que actúe durante 10-15 minutos, lava con agua y seca con un paño.

#10 Elimina las manchas de tu alfombra

Para eliminar la mugre, espolvorea almidón y bicarbonato de sodio sobre las alfombras y, a continuación, pasa la aspiradora. Esto te ayudará a eliminar las manchas impregnadas y, además, combatirá los malos olores.