Al parecer, todo comenzó hace unos 10 años cuando el vendedor parisino Curtis Talwst trabajaba restaurando una vieja caja de anillo y pensó que tal vez podría hacer algo más que solo volverla a su estado original. Y así lo hizo, con un resultado sorprendente “Me gusta para capturar recuerdos y momentos fugaces”, le dijo a The Guardian. “Se sienten con mayor movimiento por su naturaleza fugaz.” Y hoy sus piezas se venden en Ebay con gran acogida en todo el mundo. Ahora que hemos visto la historia de estas cajas, veamos algunos ejemplos de lo que este hombre creo.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

Fuente: demilked

Related Post