Dicen que la basura de uno es el tesoro de otro. Nadie le dio un sentido tan profundo a esta frase como el arquitecto postmodernista español Ricardo Bofill cuando encontró una fábrica de cemento abandonada desde 1973 y decidió transformarla en un increíble hogar y lugar de trabajo. Su impresionante capacidad de ver el potencial en este edificio, sumado a su creatividad desbordante convirtió la antigua fábrica en algo mucho más hermoso. Veamos este artículo que la web porquenosemeocurrio.net publicó en su espacio y nosotros te lo compartimos.

Ads

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

15.

Fuente: porquenosemeocurrio