Ahora te mostremos algunos consejos que te pueden servir mucho si tienes que pintar una gran parte de tu casa y te tomará más de un día, y si crees que la pintura se debe sellar pues no necesariamente debe ser así. Aquí te mostramos cómo hacer que la pintura no se seque si la dejas para después.

Resultado de imagen para latas de pintura abiertas

Si se ha estado pintando una superficie y nos queda algún una sección que lo terminaremos para el día siguiente, no es necesario que guardemos excesivamente la pintura ni limpiemos los utensilios que hemos utilizado para pintar. Simplemente podemos dejar el rodillo o brocha dentro de la pintura (con el mango hacia fuera, claro está) y cubrirlo todo con un plástico que ataremos bien con cinta aislante. De esta forma lograremos que no entre nada de aire y la pintura no se seque de un día para otro.

Si tenemos que seguir pintando pero no tenemos claro si podremos seguir pintando al día siguiente o lo tendremos que dejar para el fin de semana debemos limpiar bien los rodillos y recurrir a otro truco para conservar la pintura. En este caso, tendremos que cerrar bien el bote y colocarlos boca abajo de forma que no se cree una capa seca entre la tapa del bote y la pintura. De lo contrario, puede que no consigamos volver a abrir el bote o que la pintura ya no sirva.

Por último, el tercer truco que os propongo se orienta más a cuando acabamos de pintar una superficie y nos sobra pintura que queremos conservar por si se nos estropea la pared o para repasarla en un futuro. Volvemos a tumbar el bote de pintura boca abajo cuando esté bien cerrado, pero esta vez vamos a mezclar con la pintura un chorrito de aguarrás. Por mucho tiempo que pase tendremos siempre la pintura como nueva.

Fuente: bricolaje.facilisimo

Related Post