En la actualidad, la compraventa de vehículos de ocasión se ha convertido en uno de los negocios en demanda y en constante crecimiento. Esto debido a la crisis económica por la que atravesamos y a la nueva tendencia por reutilizar productos antiguos, renovarlos y convertirlos en nuevas adquisiciones originales. De la misma forma, la reutilización de vehículos, prendas de ropa y objetos en buen estado reduce la sobreproducción causada por el consumismo irracional, promoviendo a que nuestro planeta se convierta en un mejor lugar para vivir.

En esta oportunidad, Manos a la Obra te presenta cuatro consejos muy prácticos para que cuides tu auto teniendo en cuenta factores importantes que afectan a los vehículos.

trucos para limpiar tu coche

¡Comencemos a limpiar el coche!

Para realizar un mantenimiento adecuado a tu auto te recomendamos ser metódico y no olvidar las zonas importantes que mencionaremos en este artículo. Sigue este orden y evita limpiar dos veces innecesariamente.

1. Ruedas: 
En este caso, te recomendamos utilizar cubos, guantes y paños de diferentes colores para cada zona en especifico. Por ejemplo, limpia las ruedas una a una ya que suelen almacenar polvo que puede dañar la pintura o cristales. Llena un cubo de agua y añade la cantidad de producto según las instrucciones del fabricante. Comienza por la parte interior y después frontal. Utiliza un cepillo para las llantas, y aclara cada pieza después de frotar. De esta forma no quedarán restos de producto dañinos para los neumáticos y las llantas. Por último, aplica una capa de cera y abrillantador. ¡Listo!

2. Carrocería: 
Continua el orden para limpiar la carrocería. Te recomendamos utilizar agua tibia y jabón para coches, ya que el agua caliente puede dañar la pintura. Además, realiza la limpieza de arriba a abajo para que la suciedad que se desprende de la parte superior no se deposite en zonas ya lavadas. Ten en cuenta que las esponjas especiales para coches absorben gran cantidad de agua, ahorrándonos tiempo y esfuerzo.

3. Interior: 

Alfombrillas: Sacude las alfombrillas enérgicamente en exterior. Llena una cubeta con agua tibia, lavavajillas y media taza de vinagre blanco, pulveriza con un dosificador toda la superficie de las alfombrillas y deja actuar durante media hora. Aclara con una manguera a presión y deja secar al aire libre.

Salpicadero: Prepara una mezcla de agua, jabón y un chorrito de amoniaco. Humedece una paño de microfibra y limpia el salpicadero de arriba a abajo, también el volante. Si quieres eliminar el olor a tabaco, solo deja 3 tazas con vinagre durante una noche y limpia bien el cenicero.

Tapicería: Quita toda la basura del interior. Utiliza una aspiradora potente para eliminar todos los restos de comida y polvo acumulados. Después de aspirar, utiliza un producto especial para tapicería y frota con un cepillo blando. Utiliza diferentes cepillos para la moqueta y tapicería.

4. Parabrisas y cristales:
Finalmente, te recomendamos emplear un producto especial para cristales. No olvides limpiar los faros y la suciedad para reducir la visibilidad en un 10%. Utiliza una bayeta humedecida con alcohol para limpiar las escobillas del limpiaparabrisas, y realiza esta limpieza una vez al mes para prolongar la vida de las gomas.

Related Post