d1

¿Sabías que el refrigerador es uno de los electrodomésticos que más energía consume a lo largo del año? Ésto se debe a que está en funcionamiento las 24 horas de los 365 días del año. Si además las puertas no cierran herméticamente, puede incrementarse (y mucho) el recibo de la factura eléctrica. No te pierdas estos

El truco que utilizan los técnicos para mantener la goma en buen estado y recuperar su forma original es utilizar vaselina pura (de venta en farmacias). La vaselina es un buen nutriente para el caucho pero es muy importante que sea vaselina pura y esté libre de otros componentes y aditivos que puedan dañar aún más la goma.

d2

Otro truco para reparar la goma de la puerta del refrigerador consiste en colocar un burlete autoadhesivo de caucho para puertas y ventanas en la zona de la fuga. Para que se note lo menos posible has de adherirlo por el borde interior de la goma.

d3

A veces no es un problema de deterioro del burlete sino del imán interno que llevan estas gomas que ha perdido fuerza. Para solucionarlo se puede colocar un cierre con imán a la puerta del refrigerador con un adhesivo para fijarlo, de esta forma conseguiremos recuperar el magnetismo de la puerta.

d4

Otra solución menos estética pero muy efectiva para un cierre hermético es colocar un cierre de seguridad para electrodomésticos.

d5

Por último, sin con ninguno de estos trucos consigues reparar la goma de la puerta del refrigeradores para que vuelva a cerrar correctamente, siempre puedes contactar con el servicio técnico para que te faciliten un burlete nuevo y así poder sustituirlo.

Fuente: bricolaje.facilísimo

Related Post