Si este 2018 es el año que decidiste comenzar con el bricolaje, la carpintería casera o a la restauración de muebles entonces este artículo va perfecto para ti. La web facilisimo.com publicó este artículo que la bloguera MariaPintado quien explica que productos específicos se usan para determinadas tareas en el taller, especialmente con la carpintería. Así, hoy vamos a ver 5 productos muy empleados para trabajar con madera.

Barniz: Como la mayoría sabéis, el barniz se emplea como capa final de muchos trabajos de madera. Se trata de una disolución de aceites que se emplea sobre todo para proteger a la superficie, ya que, entre otras cosas, es un producto impermeable. Además, también se utilizada como método para para dar color.

 puerta barnizada

Goma laca: Dentro de los barnices de origen natural se encuentra la goma laca, cuyas ventajas son que es altamente resistente y aporta mucha protección. La goma laca se obtiene a partir de la secreción de un pequeños insectos denominados gusano de la laca. Se puede encontrar en escamas (que hay que diluir en alcohol) o ya preparada.

 muñequilla

Betún de Judea: Tiene la función principal de conseguir un efecto envejecido en la madera. Se trata de una resina derivada del petróleo, que se debe diluir en productos como la trementina. Se usa, por tanto, tanto en piezas antiguas como en muebles recién comprados. Así, este tipo de producto se puede mezclar con otros elementos como, por ejemplo, la cera, pues de este modo es mucho más fácil de aplicar con ayuda de un paño. Además, es ideal para teñir piezas en crudo o en tonos claros.

 madera envejecida

Masilla para madera: Se trata de un elemento básico en la restauración y recuperación de muebles, ya que nos sirve para cubrir todo tipo de grietas, agujeros de carcoma, golpes… La podemos adquirir ya preparada o, por el contrario, prepararla nosotros mismos. Así, la forma más fácil de elaborarla es mezclando cola de carpintero y polvillo de madera.

 piezas de madera

Imprimación: La imprimación es un producto sellador que se emplea en muchos materiales, incluida la madera, para favorecer la adhesión posterior de la pintura que vayamos a aplicar, de forma que no tengamos peligro de que se descorche.

Fuente: facilisimo

Related Post