De vez en cuando nuestro cuarto de baño requiere pequeñas reformas que, con un poco de paciencia y nuestros tutoriales, puedes realizar tú mismo sin necesidad de recurrir a un fontanero. A continuación te mostramos las mejores reparaciones que nos sugieren nuestros colegas de hogarmanía para saber cuales son esas pequeños (o no tan pequeños) tareas de bricolaje que podemos hacer en el aseo y cómo llevarlos a cabo.

APRENDE CON NOSOTROS

#1 Cambiar un inodoro

Bien porque nuestro inodoro es viejo o porque queramos ahorrar espacio, en esta ocasión os mostramos como cambiar un inodoro convencional por otro suspendido mucho más moderno y funcional.

#2 Cambiar el mecanismo de la cisterna

Ya sea por ahorrar agua o porque el sistema de la cisterna vieja se ha roto, nos libraremos de llamar al fontanero si aprendemos a cambiar el mecanismo de la cisterna. ¡Es muy sencillo!

#3 Arreglar un grifo

Con el paso del tiempo, los grifos del baño o de la cocina pueden deteriorase. Por eso, es recomendable contar con unas sencillas nociones de fontanería para poder revisar su estado y hacer las reparaciones necesarias.

#4 Instalar un mueble de lavabo

Hoy en día, el mercado nos ofrece una gran variedad de posibilidades para vestir un cuarto de baño, un ejemplo: los muebles para lavabo en kit. Si aprendemos a instalarlos nos ahorraremos una visita del fontanero a casa. Además, aquí os mostramos como incorporar al armario un lavabo, un grifo con sus latiguillos y el tapón.

#5 Renovar las juntas

Bien sea del lavabo, el bidé, la ducha o la bañera, las juntas se van estropeando y terminan necesitando una renovación. Una tarea muy sencilla que apenas te llevará unos minutos. ¡Genial!