En estos días de calor, ¿te imaginas que en algunos lugares del mundo hace un calor tan extremo que las cosas comunes empiezan derretirse literalmente? Pues la respuesta es sí y sucede en Phoenix, Arizona (EE. UU.) Pues las fotografías que verás a continuación evidencian cómo la temperatura sobrepasa los 50 grados celcius y deja la pintura de los coches, las alambradas y señales de transito cómo mantequilla derretida en la calle.

El sol le dio todo el día a la parte trasera de este auto y quedó así

De esto estábamos hablando

Usuarios en twitter advierten que con el calor extremo hasta se puede cocinar dentro de un auto

Y que decir de los objetos de oficina

Aquí el ejemplo de cómo se ve afectado los postes de señalizado

Y por último ni que decir de los botes de basura de plástico

EL clima cada año se torna más volátil e impredecible. Sería buen momento para cambiar nuestras conductas ecológicas, ¿no lo creen?

Fuente: paraloscuriosos

Related Post