Es muy normal que con el paso del tiempo empiece a aparecer moho en la ducha. Esto se debe a que está constantemente expuesta a la humedad. Los rieles de la mampara, las juntas de los baldosines y la silicona del plato de ducha, son las partes más difíciles de limpiar, y donde el moho parece campar a sus anchas. Es por ello que hoy hemos venido con el mejor truco para eliminar ese molesto y asqueroso moho de nuestro cuarto de baño.

Para eliminar las manchas difíciles de moho les proponemos un truco fantástico para el que no tendrás que gastar dinero en carísimos productos de limpieza. Solo necesitarás lo siguiente:

– 3/4 vaso de vinagre blanco
– 1/4 vaso de agua tibia
– 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
– Un recipiente cerrado para mezclar (una botella de plástico, con o sin atomizador)

La mezcla de estos tres elementos es altamente eficaz para un montón de tareas domésticas, por lo que no estaría de más que siempre la tuvieras presente para limpiar otros rincones de la casa. Ahora veamos cómo usarla en la ducha:

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Paso 1

Mueve enérgicamente la mezcla para que se mezcle todo muy bien y después viértela directamente sobre las zonas con moho, o espárcela cuidadosamente con el pulverizador. Deja que actúe durante 30 minutos y vete a hacer otras tareas.

Paso 2

Transcurrido el tiempo, frota la mezcla con un cepillo de raíces -puedes usar un cepillo de dientes para las partes más inaccesibles-, para asegurarte de que la limpieza es completa.

Paso 3

Por último, enjuaga la ducha con agua caliente y después sécalo todo muy bien con un paño limpio.