En ocasiones tenemos manguera pero no podemos utilizarla para todas la tareas que queremos. Por ello, venimos a mostrarles cómo montar una manguera con diferentes piezas o rácores de unión para poder adaptarla a nuestras necesidades. ¡Es súper sencillo!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO:

Paso 1

Lo primero que tendremos en cuenta a la hora de instalar la manguera es el grifo al que va a ir acoplado. En el caso de que sea un grifo de interior, utilizaremos un adaptador especial para este tipo de gritería.

Paso 2

En los de exterior, nos fijaremos en las características y diámetro del grifo, comprobando si tiene o no rosca, y si ésta es interior o exterior. De esta forma, podremos adquirir los conectores adecuados a cada caso.

Paso 3

En el mercado encontrarás diferentes adaptadores de grifo a manguera como pueden ser estos modelos acoplables por dentro o por fuera a una gritería de rosca.

Paso 4

En el caso de que sean lisos colocaremos éstos otros adaptadores que fijaremos mediante una abrazadera.

Paso 5

Para acoplar la manguera tanto al conector del grifo como a la boquilla de riego, pondremos unos conectores de extremo en las terminaciones del tubo de plástico.

Paso 6

Finalmente, colocaremos la boquilla de riego.

Paso 7

Otra opción a los conectores de extremo, es la de colocar una pieza aqua-stop, que nos permitirá cortar el flujo del agua sin necesidad de cerrar el grifo.

Paso 8

En función de los trabajos que realicemos en el jardín o en la terraza de nuestra casa, podremos acoplarle diferentes tipos de boquillas a la manguera. Pueden ser tradicionales, pulverizadores comunes o en abanico.