Este pavimento decorativo tiene una junta de unos 10 centímetros entre dos tramos, que vamos a rellenar para igualar la superficie, con un acabado decorativo de cantos rodados. Es por ello que nuestros colegas de hogarmanía le mejoraron el aspecto ¿cómo? Colocando un relleno. A continuación les enseñamos el paso a paso de este increíble trabajo.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Paso 1

Lo primero ha realizar es preparar la superficie sobre la que vamos a trabajar. Retiramos la tierra acumulada en la zona con la ayuda de una azadilla, teniendo en cuenta que deberemos dejar un hueco con profundidad suficiente para que el producto de relleno se asiente bien.

Paso 2

Colocamos un listón de madera en la zona de unión entre el suelo y el jardín, a modo de encofrado, y protegemos el entorno con cinta adhesiva plastificada.

Paso 3

Preparamos un mortero, según las indicaciones del fabricante, hasta obtener una masa homogénea exenta de grumos. Realizaremos esta tarea con el taladro y una varilla mezcladora.

Paso 4

Añadimos los cantos rodados a la masa y mezclamos bien con una paleta.

Paso 5

Como es una superficie muy absorbente, es aconsejable humedecer previamente la junta.

Paso 6

Rellenamos poco a poco, al tiempo que presionamos el producto para evitar que queden bolsas de aire.

Paso 7

Pasamos la llana o la paleta para igualar la superficie.

Paso 8

Antes de que el producto se endurezca totalmente, repasamos la superficie con un cepillo de púas con el que conseguiremos resaltar los cantos rodados.

Y este fue el resultado ¡Impresionante!