Reparar piezas metálicas soldadas es más sencillo de lo que has imaginado. En este caso se trata de un taburete en el que las patas se han separado del asiento.

Antes de tirarlo a la basura, porque no tienes ni el conocimiento ni las herramientas para soldarlo, fíjate de qué forma tan sencilla podemos repararlo.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO:

Paso 1

Lo primero que debemos de hacer es lijar bien las zonas de unión en el taburete.

Paso 2

Hoy en día existen productos que nos permiten fijar piezas metálicas con un buen agarre. En este caso se trata de un bi-componente. Extendemos sobre una superficie dos tiras de la misma longitud de esta manera nos aseguramos que tenemos la misma cantidad de los dos productos.


Paso 3

Después, con una pequeña espátula realizamos bien la mezcla.

Paso 4

La aplicamos sobre los tubos y apoyamos bien el asiento. Esperamos el tiempo de secado necesario y ya podemos utilizar de nuevo nuestro taburete.

Paso 5

Además de la soldadura en frío tenemos otra opción. En este caso será colocar un remache. Para ello, realizamos un orificio con la brocha para metal en el centro del asiento.

Paso 6

Introducimos un remache y con la remachadora presionamos hasta que quede totalmente fijo.

Paso 7

De esta manera tan sencilla hemos solucionado el problema que teníamos con el taburete. ¡Pruébalo y repara todos tus muebles!