Cuando instalemos un suelo laminado en una estancia de nuestra casa, es importante también que coloquemos el zócalo adecuado; así, conseguiremos un acabado perfecto. De esta manera, nuestros colegas de hogarmanía nos enseñan la forma más adecuada y profesional de instalar esta maravilla:

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Ads

Paso 1

En las tiendas de bricolaje encontraremos diferentes tipos de rodapiés, de manera que podremos escoger el modelo que mejor se adapte a nuestro suelo.

Paso 2

Tomamos bien las medidas de la pared, por tramos, y las transportamos a los zócalos.

Paso 3

A continuación, cortamos las diferentes piezas empleando una caja de ingletes y una sierra de costilla. Los cortes de los extremos de las piezas que irán junto al marco de la puerta, deberán ser rectos.

Paso 4

Los de los zócalos que se unirán en esquinas o ángulos, en cambio, irán en inglete, es decir, en ángulo de 45º.

Paso 5

En este caso, el rodapié cuenta con una ranura que sirve para ocultar los cables del teléfono o del ordenador.

Paso 6

Ads

Si no necesitamos los conductos para los cables, podemos pegar los rodapiés a la pared con un adhesivo de montaje. Aplicamos el producto en la parte posterior de las piezas.

Paso 7

Después las colocamos en su posición, haciendo presión para que el adhesivo se impregne en la pared.

Paso 8

A continuación, las despegamos y esperamos a que el disolvente se evapore.

Paso 9

Transcurrido ese tiempo, fijamos definitivamente el rodapié.

Paso 10

Ahora sí que ya tenemos la habitación perfectamente equipada.