Ahora Manos a la Obra les presenta este truco de carpintería para hacer ensamblajes por ranura con eficiencia pues el asunto consiste en unir dos tablas haciendo en una de ellas un rebaje, de manera que el extremo de la otra tabla encaje bien en él y queden perpendiculares entre sí.

Existen dos tipos de ensamblaje por ranura:

Ranura Vista: En este tipo el rebaje va de lado a lado de la tabla:

1. Marcamos en la superficie con una escuadra y un metro.

2. Realizamos los cortes con una sierra de costilla, un poco hacia adentro para no desaprovechar mucha madera.

3. Las ranuras tienen que entrar en un tercio del grosor de las tablas y el ancho del rebaje coincidirá con el grosor de la tabla que tenemos que encajar.

4. Vaciamos el espacio que queda entre los dos con un formón

Ranura ciega: Uno de los extremos del rebaje no llega hasta el borde:

1. Marcamos igual que en el caso anterior, pero en esta ocasión a un centímetro del borde. Debemos hacer, con un formón, un corte transversal entre las dos rayas y vaciar una longitud de unos dos centímetros.

2. En el hueco obtendremos el espacio necesario para mover la sierra de costilla y hacer los cortes que falten.

3. En el extremo de la otra tabla tendremos que quitar el trozo correspondiente con esa parte que no ha hecho en la ranura.

Otros ensamblajes: En aglomerado y a media madera

Los aglomerados son complicados de ensamblar, así que se suele recurrir a piezas para conseguir realizar en la unión. Podemos utilizar clavos fuertes de cabeza perdida o vista, con el cuerpo el doble de largo que el ancho del aglomerado.

Para atornillar el aglomerado recurriremos a tirafondos gruesos. Taladraremos agujeros del diámetro del vástago del tornillo y después tendremos que avellanar los orificios para que las cabezas no sobresalgan.

Para uniones con piezas, usaremos escuadras metálicas, las compraremos bien fuertes. Las fijaremos con tornillos de rosca chapa.

El ensamblaje a media madera es el más sencillo de todos y es bastante sólido. Consiste en realizar un rebaje, hasta la mitad de su grosor, en las dos piezas que se quieren ensamblar, y encajarlas entre sí. Este ensamblaje servirá para uniones en cruz.

Fuente: bricolaje.facilisimo

Related Post