Ahora en Manos a la Obra les presentamos este tutorial para crear un horno con dos tambores. Este horno como podràs ver en la imagen debajo eta hecho totalmente de material de construcciòn y esto se traduce en que mantendrá el calor dentro con total seguridad. Ahora veamos el proceso de constriucción de este horno en la siguiente descripción.

Lo primero que se hizo fue erigir la estructura. Para ello se elevó a una altura de unos 10 centímetros. Así, con ladrillos refractarios y cemento, se levantó la base sobre la que iría el cajón de las cenizas, y después levantó las paredes construyendo la forma de la bóveda del horno, encajando el cajón y una puerta vieja del horno de la cocina.

Para los muros del horno, usa ladrillo convencional.

En el caso del los cajones, se decidió hacer uno con una chapa de aluminio y dos tomas de aire para que no perdiera calor.

Pero para el interior usa ladrillos resistentes al calor, dejando un hueco justo en la base para colocar la rejilla que iría sobre el cajón.

Procede a colocar el tambor sobre dos hierros y fijalo por delante y por detrás, dejando espacio libre en la bóveda a modo de cámara de aire y añadiendo una chapa de protección. Con el segundo tambor partido por la mitad terminó de forrar el horno (dejando el hueco libre en la bóveda) y lo abres de nuevo con ladrillo y cemento. Eso sí, antes de cubrir del todo, realiza un agujero sobre el que pasaría la chimenea. Como ves, nuestro usuario preparó el interior del tambor encajando unas planchas sobre las que irían los alimentos.

Esta imágen demuestra cómo te debe quedar.

Una vez hecho esto, ya solo quedaba unir la chimenea y la puerta del horno, y forrarlo con ladrillo. En este caso se decidió añadir dos repisas laterales que podemos emplear para guardar leña o, en este caso, para colocar un fregadero.

Una vista frontal del horno que aún le falta los acabados

Ya para finalizar añade detalles decorativos como una barra lateral, un pequeño reloj o una fila de azulejos a los dos lados en consonancia con la pared frontal.

¡Y listo!

Fuente: facilisimo

Related Post