Pintar líneas perfectas no es tan fácil como parece, sobretodo si la superficie no es completamente lisa como por ejemplo una pared con gotelé, ya que en muchas ocasiones se producen transferencias de un color a otro. Verás como con este truco para pintar líneas perfectasno te volverá a pasar.

Caso 1: para pintar líneas perfectas con dos colores

Tal vez quieras pintar una pared o mueble con dos o más colores diferentes.

1º.- En primer lugar pinta la superficie con el color más claro y deja que se seque completamente. A modo de ejemplo he pintado parcialmente una tabla de madera de color vainilla.

2º.- A continuación coloca la cinta de carrocero en el lugar donde quieras hacer la división de los dos colores.

3º.- Pinta nuevamente con el color más claro (en este caso el color vainilla), sobre la parte de la cinta de carrocero que marcará la división entre ambos colores (lado derecho de la cinta en el ejemplo).

4º.- Una vez se haya secado la pintura que hay sobre la cinta de carrocero, se pinta con el nuevo color (en este caso el azul) sobre la zona de la cinta ya pintada anteriormente de color vainilla.

5º.- Por último se retira al cinta de carrocero. Es muy importante que la cinta se retire antes de que se haya secado la última capa de pintura, de lo contrario podría levantarla.

Caso 2: truco para pintar líneas perfectas con un color

Tal vez únicamente quieras pintar un color sobre otro ya existente, como por ejemplo cuando pintas la pared pero no el techo o cuando quieres dejar sin pintar una determinada zona de un mueble para que se vea la madera.

1º.- Sitúa la cinta de carrocero y coloca cola de carpintero sobre la parte de la cinta que va a marcar la división entre ambos colores (en el ejemplo es el lado izquierdo).

2º.- A continuación pasa una espátula sobre la cinta de carrocero para retirar el exceso de cola y fijar correctamente el lateral. Una vez retirado el exceso, puedes afianzar la unión pasando el dedo por el borde.

3º.- Espera unos minutos a que se haya secado la cola de carpintero y pinta con el color que quieras (en este caso el azul).

4º.- Retira la cinta de carrocero antes de que se haya secado la pintura.

En el caso de que quieras pintar sobre un color ya existente lo que debes hacer es colocar cola de carpintero sobre la cinta de carrocero, retirar el exceso presionando con una espátula y pintar con el color elegido.

Fuente: facilisimo