Transportar agua de un sitio a otro ya no será complicado pues en esta ocasión te traemos la mejor de las creaciones propuestas por nuestros colegas de hogarmanía. Se trata de una bomba hidráulica de ariete es un sencillo mecanismo que nos permite llevar el agua de un punto a otro, sin gastar electricidad. Simplemente utiliza la energía de un caudal de agua descendente para impulsar parte de esa agua a mayor altura. La construcción de este sistema es muy fácil. ¡Manos a la obra!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Paso 1

Empezaremos el trabajo creando nuestro propio vaso de expansión. En primer lugar, cortamos el tubo de PVC de Ø 110 mm, con la sierra de calar y una hoja para plástico. Nosotros vamos a darle 30-40 centímetros de altura al depósito.

Paso 2

A continuación, nos protegemos las manos con unos guantes fuertes, nos ponemos unas gafas protectoras y damos calor en los extremos del tubo, empleando un soplete. Es conveniente cubrir la mesa con un cartón, para evitar dañarla.

Paso 3

Cuando el plástico esté blando, ensanchamos los extremos del conducto, con la ayuda de un destornillador. Esperamos a que la superficie se enfríe, aplicamos una cola especial para PVC e insertamos la primera tapa. Luego, insertamos las pelotas y fijamos la otra tapa.

Paso 4

Vamos ahora con el resto de la instalación. Amarramos los tubos de PVC de Ø 32 mm a la mesa con unas mordazas y los cortamos, usando de nuevo la sierra de calar provista de una hoja para materiales plásticos.

Paso 5

Pasamos un taco de lija de grano medio por las zonas de corte, hasta retirar todas las rebabas y después, limpiamos bien la superficie con un paño o papel humedecido en alcohol.

Paso 6

Damos el adhesivo especial para PVC en el codo y lo fijamos en uno de los conductos.

Paso 7

Asimismo, fijamos la T, añadimos otro tubo y colocamos la llave de paso.

Paso 8

Es el turno del montaje vertical. Una vez que hayamos puesto teflón para evitar fugas de agua, colocamos la rosca y añadimos la válvula antiretorno.

Paso 9

Ponemos otro racor de unión, incorporamos otro tubo de plástico y añadimos el vaso de expansión.

Paso 10

El siguiente paso consiste en preparar la válvula de fondo para que actúe como regulador de presión del muelle. Para eso, soltamos el filtro y la rueda y quitamos el muelle. Luego, colocamos de nuevo la rueda, incorporamos una hembrilla con rosca, ponemos el muelle y cerramos la válvula.

Paso 11

Después de enroscarla en el resto de la instalación, atornillamos unas abrazaderas en una base de madera y fijamos la bomba de ariete. Reforzamos la sujeción con unas escuadras metálicas.

Paso 12

Incorporamos el adaptador o reductor al sistema y por último, conectamos la manguera.

Paso 13

Ya podemos transportar el agua de un lugar a otro, de una forma sencilla, cómoda y sin electricidad ni ningún otro tipo de energía externa. Una solución muy interesante para lugares remotos e inaccesibles, que de otra forma no podrían bombear agua a cierta altura.