Para ver quién está llamando a tu puerta, desde cualquier distancia y con total claridad, una buena alternativa es instalar una mirilla electrónica. Un accesorio muy práctico, con el que reforzaremos la seguridad del hogar.

Hoy aprenderás con nosotros a sustituir la mirilla tradicional que tenemos en la puerta de entrada por un modelo electrónico, muy fácil de usar. ¡Toma nota!

Paso 1

Para eso, lo primero que debemos hacer es desenroscar la vieja mirilla con la ayuda de un destornillador.

Paso 2

Desmontamos el nuevo accesorio y comprobamos que el visor encaja perfectamente en el agujero. En caso contrario, tendríamos que agrandar el hueco.

Paso 3

Pasamos el cable, colocamos la mirilla en su alojamiento y enroscamos el tubo de amarre.

Paso 4

Vamos ahora con el soporte de la pantalla. Insertamos el cable en el agujero del soporte y después de hacer unos agujeros guía, sujetamos la pieza metálica en la puerta con sus correspondientes tirafondos.

Paso 5

Ponemos las pilas en la pantalla, enchufamos la mirilla a la pantalla y por último, enganchamos la pantalla en el soporte.

Paso 6

Para su encendido sólo tenemos que pulsar el botón y el visor se mantendrá operativo durante los próximos 10 segundos. Acto seguido, la pantalla se apagará.

Paso 7

Gracias a este accesorio, podremos ver perfectamente a los visitantes, evitando cualquier riesgo de inseguridad frente a extraños.