Cuando queremos marcar o hacer agujeros en paredes y no disponemos de corriente eléctrica ni una herramienta autónoma con batería que nos sirva para realizar este trabajo, una buena alternativa es la utilización de un punzón o una broca de mano.

Por ello, Manos a la obra te trae el mejor PASO A PASO para poder utilizar esta maravillosa herramienta que te salvará la vida.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO:

En las tiendas de bricolaje encontramos kits que incluyen varias brocas de diferentes diámetros, de manera que podremos escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades, en cada ocasión.

El uso de este tipo de accesorio es muy fácil. En este caso, queremos colgar un espejo que viene ya mecanizado, es decir, con los dos agujeros de fijación ya hechos. Así que medimos la distancia entre ellos.

Teniendo en cuenta la medida, señalamos los puntos de sujeción en la pared.

A continuación, colocamos la broca sobre la primera marca y damos golpes con el martillo, al mismo tiempo que giramos el accesorio con la mano, para conseguir un agujero regular.

Siguiendo el mismo procedimiento, hacemos el segundo orificio.

Luego, insertamos los tacos de plástico a golpe remartillo también e insertamos los tirafondos.

Ya podemos colgar el espejo en la pared.

Gracias a estas brocas o punzones de mano y un martillo, podremos hacer orificios en paredes, sin necesidad de corriente eléctrica ni un taladro con batería.

Related Post