Esta fantástica casa fue construida en 1680 en la costa norte de Cornwall, Reino Unido. Su exterior muestra que es bastante antigua; ventanas pequeñas, muros muy gruesos, jardín con grandes rocas y techo bajo y muy peculiar.

Muchos nos dejamos guiar por el exterior y aunque esta casa parece construida para una escena de una película basada en la antigüedad, su interior te dejará sin palabras y comprobarás que las apariencias engañan. Sus modernos interiores la convierten en una casa espectacular que lo tiene absolutamente todo.

Un joven matrimonio decidió adquirir esta ¨reliquia¨ y la remodelaron por completo, sus interiores conservan el encanto de lo retro. Deseaban espacios cómodos que satisficieran todas sus necesidades pero sabían de sobra que también querían incluir muebles modernos.

Pintaron cada espacio de color blanco para que la casa luciera más amplia y con más luz, incluso las puertas y las vigas también fueron pintadas, este color favoreció la decoración de cada espacio.

La vista es maravillosa:

La cocina es precisa y a la medida

Este hermoso hogar también cuenta con un jardín amplio, cómodo y privado que está completamente equipado según el clima, así podrán disfrutar de los días fríos o lluviosos en la sala bajo el techo.

El baño está totalmente equipado y los colores armonizan el espacio.

Cada espacio está totalmente personalizado; la recámara principal cuenta con una gran cama de estilo colonial y la decoración es totalmente rústica.

En la segunda planta hay más dormitorios, uno para los más pequeños decorada totalmente para ellos con un estilo retro y suficiente espacio para divertirse a lo grande.

¡Mira con cuantos detalles cuenta!

El diseño es impresionante

Lo más increíble de esta casa es que está disponible para ser alquilada. ¿No te parece una maravilla?