A la hora de adquirir una vivienda antigua se puede optar por dos cosas: tirarla completamente y empezar de cero o reformar. Sin embargo, existe otra opción más osada e ingeniosa de alguna manera pues puedes remodelarla tu mismo. Por ejemplo, esta antigua casa criolla situada en el corazón de Nueva Orleans. Tras más de 200 años en pie y sobrevivir al huracán Katrina, la propiedad fue adquirida a finales de 2005 por Lenny Kravitz, quien la transformó a su gusto.

La casa sorprende por su humilde exterior, una fachada casi en ruinas. Sin embargo, su interior ha sido reformado totalmente.

La propiedad esta situada en el barrio francés de la ciudad de Nueva Orleans.

La planta baja posee un amplio salón comedor de concepto abierto, con una impresionante cocina de mármol blanco.

Una escalera de caracol da acceso a la planta superior.

Donde podemos encontrar un amplio dormitorio situado bajo el techo abuhardillado.

La estancia no es visible desde la planta baja, pero desde arriba sí se puede observar el resto de la casa.

Su deseo era mantener aspecto rústico y la personalidad de la casa original, por lo que decidió dejar la mayor parte del ladrillo visto.

Las vigas en madera, el parquet oscuro y los detalles de las barandillas de hierro, completan el ambiente rústico de la vivienda.

Tras la pared de papel pintado, se esconde una salita con vistas al patio interior que da acceso al baño y al vestidor.

El patio trasero, aunque pequeño, resulta muy acogedor.

Al otro lado, un lujoso hall por el que se accede al salón y la cocina.

Lenny Kravitz vendió la propiedad en el año 2012 por un millón de dólares. Sin embargo los nuevos dueños la han vuelto a poner a la venta hace una semana.

¿Su nuevo precio? 1.600.000$. Un considerable aumento debido a las declaraciones que el artista hizo en una revista al confesar inocentemente que entre sus paredes había compuesto varias canciones de su último disco.