Simplicidad, belleza y originalidad. Estas son las palabras para describir al fantástico proyecto de decoración que podría ganar el premio de “el más fácil de hacer”.  Sólo necesitas una hoja (en este ejemplo se utiliza una hoja grande), arena y cemento. ¡Veamos cómo se hace esta innovadora idea!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Paso 1

Pon la arena en la parte superior de una lámina de plástico.

Paso 2

Sitúa la hoja sobre la arena para crear una forma cóncava.

Paso 3

A continuación, pon el cemento preparado previamente (en este caso, se optó por añadir color para que quedase verde, pero puedes decidir pintar la pieza justo al final de todo el proceso).

Paso 4

Presiona con las manos para dar un espesor homogéneo.

Paso 5

Déjalo cubierto con láminas de plástico durante 24 horas.

Paso 6

Si la hoja está pegada en el molde, déjala secar y después frota con un cepillo de cerdas duras.

Paso 7

¡Hecho! Tienes en tus manos una hermosa hoja que puedes utilizar para decorar tu hogar.

¡Es hermoso! Esta pieza decorativa con forma de  hoja es un proyecto que puedes hacer en tan sólo un par de minutos! Cualquier hoja fresca, grande y natural se puede transformar en un objeto decorativo con un nivel de detalle increíble.

De esta manera, les dejamos un material audiovisual súper detallado con la que puedes seguir y hacerlo en casa sin ningún tipo de problemas.