Si eres una persona muy friolenta, seguro te identificas con la terrible sensación de abrigarte con toda la ropa que encuentras en el armario y meterte debajo de 100 cobijas sin poder tener aunque sea un poco de calidez. Y es que el espacio en que te encuentras, la humedad y  la luz que recibe tiene mucho que ver con su capacidad de proveerte de calor. Si tu casa es uno de esos hogares acogedores, pero completamente helados, implementa estos sencillos trucos para que no tengas que salir al jardín a tomar un poco de sol cual lagartija. ¡Descongela tu casa!

#1 Abre las cortinas cuando haya so

#2 Coloca compresas con agua caliente abajo del colchón

#3 Decora la sala con una alfombra de felpa

#4 Invierte en material térmico para las paredes

#5 Coloca cobijas de franela en sillas y sillones

#6 Y ciérralas al llegar la noche

#7 Dúchate con la puerta abierta para que salga el vapor

#8 Y si nada de eso funciona, bebe chocolate caliente

#9 Aísla el viento en los marcos de las puertas

#10 También hay selladores especiales para ventanas