Con el tiempo, la decoración de nuestro hogar nos empieza molestar incluso si antes nos gustaba mucho. Y es que, si bien podemos cambiar ciertos detalles, es poco probable que vayamos a comprar un nuevo sillón cuando se nos ocurra cambiar algo. Pero existen formas más sencillas de renovar el diseño ¿quieres saber algunas de ellas? Hoy te traemos los 11 pequeños pero mejores espacios para transformar la casa como una de estreno.

La pared interior de los muebles

La pared blanca siempre se ve un poco aburrida. Por eso compra con toda la confianza una pintura de un tono suave y haz tu cocina más colorida. Así tus muebles obtendrán una vida nueva. Y cada vez que los abras, te emocionará este pequeño cambio.

Puertas entre cuartos

Sí, también puedes transformar las puertas adentro de tu hogar. No tienes que pintar toda la puerta, es suficiente pintar solo su parte lateral.

Y en estos casos es mejor optar por un color intenso pero que combine con el diseño de tu casa.

Timbre

Por lo general, todas las casas tienen timbres estándar: blancos o grises. ¿Por qué no darles un toque colorido e inusual? Una buena opción sería pintarlo. Elige algún color intenso y ¡adelante!

Muebles

Hace tiempo era tu mueble blanco favorito y ahora te empezó a molestar un poco. No te apresures a deshacerte de él. Simplemente dale un toque nuevo. Como opción, puedes pintar algunos cajones de colores fuertes. Así puedes conservar el presupuesto familiar y alegrar un diseño monótono con colores intensos.

Otra buena opción sería pintar los detalles más pequeños: patas y asas de los muebles.

O también puedes limitarte a pintar la encimera del mueble.

Sillas

El estilo es algo genial. Los diseños inusuales pueden lucir muy elegantes. Así que toma la pintura y dales un toque especial a tus sillas. Puedes pintar solo las patas o solo los asientos, así como también la silla entera.

Marcos de ventanas

Aquí también deja de seguir los estándares. Los marcos blancos típicos se ven aburridos. Cuando tienes pintura, puedes crear algo genial sin problemas: pintar toda la ventana o solo ciertas partes de la misma. Lo importante es no temer experimentar y agregar algo inusual a la vida cotidiana.

Pared

Si las paredes en tu habitación son blancas o de algún tono muy claro, tendrás que mover el acento hacia una de las paredes. Píntala de un color intenso y el interior se volverá más brillante. Además, es una solución bastante inusual.

Techo

Si quieres sentir alguna novedad, pero tocar las paredes no es lo tuyo, puedes prestar atención al techo. Al agregarle algún patrón colorido o incluso con simplemente pintarlo puedes darle una vida nueva a tu habitación.

Repisas

Las repisas de un solo color en la pared pueden ser cómodas y prácticas, pero, al igual que lo demás, con el tiempo aburren. Para no comprar repisas nuevas, puedes simplemente pintar las que tienes. Aquí es donde hay mucho lugar para imaginación: pintarlas de un solo color o de todos los colores del arcoíris.