Cuando empezamos proyectos y remodelaciones en casa siempre pensamos en qué muebles construir o qué pisos instalar pero nunca en qué color o pintura reusar en nuestras paredes y superficies necesarias en nuestros hogares. Y es que a la mayoría de personas nos da mucha pereza pensarlo puesto que es el trabajo más difícil pues nos demora mucho hacerlo. Sin embargo, hoy les traemos información realmente innovadora por las cuales esa idea de dejar el trabajo de pintura al final quedará en el olvido. La técnica será facilísimo si  es que tienes las herramientas y materiales correctos ¡Toma nota!

#1 Si recién vas a embalar las superficies para que no se manchen durante el trabajo de pintura es importante dejar la brocha afuera con una liga para que no se resbale ya que si lo dejas dentro de la lata, las cerdas se harán demasiado gruesas y pegajosas por lo que el acabado no será nada limpio.

#2 Es imprescindible las cintas de protección para que no manchen superficies que deseamos que esté totalmente limpio. Asimismo, al terminar la zona de pintado sacamos las cintas secándolos de manera cuidadosa con la ayuda de un secador.

#3 Algo demasiado innovador es adaptar el depósito de pintura con espumas amoldables. Solo es importante hacerle aberturas para insertar nuestros pinceles y queden fijas en un solo lugar.

#4 Para sacar los cintillos de protección de las zonas cerca a los zócalos es importante sacarlo con un cuter para que estas no se peguen y dejen un aspecto pajoso en nuestras paredes pintadas.

#5 No olvidar embalar las zonas que no deseamos pintar.

#6 Importante usar como apoyo las espátulas o cuchillas de albañil para separar zonas de pintura de forma más práctica e inmediata.

#7 ¿Quieres quitar excesos? Hay una forma mucho más fácil y económica, solo debes poner bolsas en el depósito de pintura que vayas a usar. Tal como se muestra en la imagen.

#8 Para tener efectos salpicados, debes amoldar tu rodillo haciéndoles cortes. Incluso puede servir para levantar las cerdas y marcar límites de zonas de pintura.

#9 Otra forma de protección pero mucho más amplia y precisa es la colocación de papeles aluminios. ¡A tenerlo en cuenta!

#10 Para pintar con aerosol es importante hacerlo en habitaciones que no nos importen que se pinten. Una forma demasiado práctica y económica es poner una caja de cartón y poner nuestros objetos y usarlo como plataforma de pintura.

#11 Usamos nuevamente la cuchilla de albañil para proteger el suelo de futuras manchas de pintura. Una forma de protección express.

#12 Quita el exceso son papel aluminio, es otra forma muy efectiva y portátil de hacerlo.

#13 Otra forma mucho más efectiva es usar una liga que se encuentre en medio de la abertura de la lata de pintura. Es demasiado práctico y rápido de usar. Usualmente lo hacemos en los bordes de la lata pero cuando lo cerramos se secan y por ende se pegan lo cual será una completa odisea volverlo abrir la próxima vez que se quiera usar.

#14 Una innovadora idea para poner la brocha cuando ya no se va a usar por intervalos de tiempo.

#15 Finalmente, una ingeniosa idea del cual consiste en adaptar la brocha y el depósito de pintura con imanes para que en los intervalos de tiempo de trabajo se coloque la brocha en el imán del depósito y se mantenga en el mismo sitio donde lo dejaste.

¿Increíble verdad? Coméntanos si los probaste para saber todas tus experiencias y poder implementar más técnicas y trucos. De esta manera podremos trabajar de forma más rápida y sin ninguna complicación.

Recuerda visitarnos en MANOS A LA OBRA para ver más recomendaciones dadas por los mismos expertos asimismo de un inbox en nuestra página de Facebook para cualquier consulta ¡Estamos para servirte!