El closet de la habitación es primordial en nuestro hogar, nos ayuda a mantener el orden y equilibrio, ese pequeño lugar donde guardaremos todas nuestra ropa, joyas, zapatos y demás. Si estas pensando en construir uno es importante conocer las pautas y reglas que implican su fabricación.

#1 Un modular para ella y él

Un modular simétrico abierto con espacios para él y ella, perfecto para recámara principal.

#2 Crea tu propio diseño

Utiliza una serie de muebles ya hechos, en este caso una combinación de cajones con estantes abiertos según las necesidades y prendas que tienes en tu clóset.

#3 De piso a techo

Utiliza una pared de piso a techo para crear un clóset abierto e instala un rack en el espacio abierto, ya sea que lo hagas a partir de muebles ya existentes o a través de un carpintero que te lo haga a la medida.

#4 Utiliza ganchos

Si quieres maximizar el espacio de tu clóset puedes instalar ganchos y racks en las paredes adyacentes. Esto te ayudará a colocar accesorios y otras prendas.

#5 Rack como armario

Un rack es una excelente manera de tener un clóset abierto con una inversión inicial mínima. Puedes encontrar piezas de diseño o hasta animarte a hacerlos tú mismo.

#6 Rack esquinado

Para una esquina y si tienes pocas prendas puedes optar por instalar un rack doble donde dividir tu ropa y encontrar todo a la mano.

#7 Detrás de la cortina

Si quieres darle un poco más de privacidad a tu clóset abierto y separarlo de la recámara sin invertir en una puerta, coloca una cortina gruesa.

#8 Cajoneras abiertas con rack

Una propuesta de clóset bajo con cajones abiertos y cerrados, un rack a los costados para prendas extras y accesorios como cinturones, corbatas, budandas, entre otros.

#9 Combinación de muebles y ganchos

Un opción muy estética que combina el usar un armario cerrado dentro de la recámara y combinarlo con un espejo y unos ganchos donde colocar accesorios.

#10 Estantería sencilla

Estos estantes son tan sencillos que si tienes manos para las reparaciones en casa, hasta te podrías animar a hacerlo tú mismo. Es importante contar con varios niveles y al menos uno o dos racks para colgar las prendas que no quieres que se arruguen.

#11 Aprovecha el espacio

Sin importar el tipo de espacio donde vas a instalar tu clóset, es vital

#12 Los pallets

Cuando buscas una opción que sea económica, los pallets siempre son una excelente solución y hoy en día puedes encontrar muchos proveedores de muebles en este material.

#13 Cajonera y reciclado

Si tienes pocas prendas, un cajonero puede ser suficiente como clóset, pero si le quiere dar un toque especial puedes reemplazar los cajones por unas maletas antiguas.

#14 Ganchos a desniveles

Una propuestas con gancho de diferente tamaños, acomodados a desniveles a los que se pueden agregar ganchos grandes para colgar tus sacos y repartir las prendas más pequeñas.

#15 Estantería a un costado de la cama y escalera reciclada

Una solución que te tomará menos de un fin de semana, es instalar unos estantes de madera a un costado de tu cama y en automático podrás usarlos para acomodar tus prendas. Como extra, usa una escalera reciclada para tus accesorios.

#16 Rack alto y cajones

Hoy en día también puedes encontrar racks para ropa que sean independientes y que vienen con su propia estructura. Basta con complementarlos con cajones en la parte inferior para tener un clóset completo.

#17 Rack en triángulo

Una propuesta novedosa con un rack sencillo colgante que ofrece un doble espacio y se complementan con un cajón de material reciclado para los zapatos.