El modelo de vivienda tradicional está cambiando, y las mini casas vienen para quedarse. Cada vez más gente busca vivir en una casa que tenga lo justo y necesario, y si encima se la pueden llevar a cuestas, mejor. Además, con lo cara que está la vida, creatividad, arquitectura y diseño se han puesto manos a la obra para ofrecer alternativas sostenibles y baratas de vivienda.

Estas cabañas arco son una alternativa eficiente y rápida de montar para muchas familias.

La empresa archedcabins.com envía la “casa” a su destinatario en un paquete básico con suelos completos, las costillas de la estructura, aislamiento tipo R13, para que sea calentito, los techos en forma de paneles.

En resumen, estas casas son perfectas porque son baratas, se montan rápidamente y tienen todo lo básico que puedes necesitar.

El nombre comercial responde a la forma de la cubierta, que tiene esa forma para poderla montar fácilmente. A pesar de ser un producto tan económico y bien diseñado cuenta con múltiples opciones a la hora de comprarlo.

Los precios de las casas van desde 1.000€ hasta las más caras que cuestan 12.000€.

Teniendo en cuenta que el modelo más caro cuenta con 84 metros cuadrados y da cabida a 4 habitaciones y 2 baños, no parece una alternativa para nada cara.

Estas casas son fácilmente personalizables, así que no te preocupes por tener una casa del montón, porque con pequeños toques, tu casa arco será única.

A pesar que el propósito final de estas construcciones es convertirse en una vivienda, los modelos más pequeños (4 metros cuadrados) puedes utilizarse como almacén, casa de la piscina o incluso una casa gigante para tus mascotas. Las posibilidades son infinitas.