El mundo como lo conocemos podría cambiar totalmente en algunos años, y no hablamos de las conductas sociales o de los avances tecnológicos, sino de grandes problemas ambientales. Como sabemos, el cambio climático es un gran problema desde ya hace algunas décadas, y ha ido empeorando en la última.

En este artículo te contaremos de las causas y lo que podría llegar a ocurrir a finales de este siglo. ¡No nos dejes, estamos seguros que tú puedes hacer una gran diferencia en nuestro planeta al leer esta información!

Cambio Climático

El clima es el cambio que vemos y sentimos a la intemperie diariamente, podría estar lloviendo en un minuto y soleado al siguiente. Un ejemplo del cambio climático es cuánta lluvia se tiene en una locación específica en un año, o la temperatura de un mes en el cual debería ser otra estación. Cuando se habla del cambio atmosférico de la Tierra, este tipo de diferentes etapas ambientales tardan cientos o incluso miles de años para que sean notorios.

El clima de la Tierra está en constante cambio, los científicos han encontrado que la temperatura atmosférica ha aumentado 1 grado Fahrenheit y aunque parezca poco, puede causar grandes problemas. Uno de los efectos más importantes es el aumento en el nivel del mar, y esta situación es muy alarmante. Los trozos más grandes de hielo en el planeta se están derritiendo cada vez más rápido, y esto es una cuestión que podría hacer desaparecer a muchos lugares en el futuro.

¿Qué está causando el cambio climático en la tierra?

Muchos científicos están de acuerdo en que el cambio climático es causado por “el efecto invernadero”. Calentamiento que resulta cuando el ambiente atrapa el calor que irradia desde la Tierra hacia el espacio. Ciertos gases bloquean que el calor escape, y estos están casi permanentemente en la atmósfera y no responden física o químicamente a los cambios de temperatura. Algunos de estos gases son: Óxido nitroso, vapor de agua, metano y dióxido de carbono.

Niveles del mar

A causa de este aumento de temperatura en la Tierra, las locaciones que antes solían estar cubiertas de hielo, en la actualidad han disminuido alarmantemente. El agua que se produce después del derretimiento de los glaciares debe ir a algún lugar, e irá directamente a los océanos, playas y costas. A consecuencia de esto, los mares se han expandido e incluso el menor cambio puede tener efectos devastadores. Podría causar inundaciones importantes, contaminación agricultural y acuífera, pérdida del hábitat de peces, aves y plantas.

Cuando fuertes tormentas golpean tierra, niveles altos de mar significan un mayor daño, que podría llevarse todo en su camino. Además de esto, cientos de millones de personas viven en áreas que son lugares en peligro de inundación. Este problema los forzará a abandonar sus casas y trasladarse a otro sitio. Las islas que están al nivel del mar, podrían ser sumergidas por completo.