¿Tienes una ducha con más de 10 años de uso y no has cambiado las mayólicas? De ser así, tienes una buena razón para renovar esas juntas con manchas que difícilmente pueden salir con solo agua y jabón de lavado. Ahora te  mostraremos cómo utilizar un marcador de juntas para renovar las juntas entre los azulejos de la ducha. Una manera sencilla para mejorar el aspecto del baño.

Muchas de las juntas o fraguas (como se le conoce en algunos países de LATAM) de los azulejos de la zona de la ducha están ennegrecidas a causa de la humedad. pero esto ya no será un imposible de limpiar con el uso de un marcador especial para las juntas.

Paso 1
Lo primero que tendremos que hacer es limpiar la superficie empleando un producto especial antimoho.

Paso 2
En nuestro caso, hemos comprobado que en esta pequeña zona falta un poco de masa, así que sanearemos las juntas y aplicaremos una masilla blanca lista al uso, con la ayuda de una espátula.

Paso 3
A continuación, alisamos el producto pasando el dedo humedecido en agua jabonosa, para que no se nos pegue.

Paso 4
En el resto de la superficie, dejaremos las juntas perfectamente blancas con un marcador especial para baños y cocinas. Agitamos bien el producto con el tapón puesto y presionamos varias veces la punta hasta obtener el flujo adecuado.

Paso 5
Luego, aplicamos el marcador en las juntas inclinando la punta hacia abajo. En superficies verticales es conveniente pintar de abajo arriba

Paso 6
Para obtener un resultado impecable, os aconsejamos que deis dos manos de producto, respetando el tiempo de secado que indica el fabricante.

Paso 7
De esta forma tan sencilla, hemos dejado las juntas de los azulejos como nuevas, consiguiendo un aspecto mucho más limpio y agradable de la ducha.

Ahora te dejamos este video tutorial para que veas como se aplica este marcador y veas el acabado final.