Tener las herramientas repartidas por toda la casa supone una gran pérdida de tiempo. Ante ello, hoy hemos venido una increíble solución muy sencilla, además, para tener las herramientas en su sitio, organizadas y protegidas.

Se trata de crear un panel de herramientas colocando unas siluetas de plástico autoadhesivo que nos indicarán la posición exacta de cada una de ellas. ¡Toma nota!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO:

Paso 1

Una vez cortada la pieza de ocume a la medida que necesitemos, la enmarcaremos con unas molduras en `L´. Cortaremos cuatro piezas con los extremos en ángulo de 45º con la ayuda de la caja de ingletes y una sierra de costilla. Con una lija de mano de grano medio repasaremos las zonas de corte para eliminar las rebabas.

Paso 2

Para colocar las puntas del atornillador, las brocas y los destornilladores vamos a realizar una pequeña balda. Colocamos la pieza de madera sobre un mártir y taladramos unos agujeros ciegos para las puntas, otros para las brocas (en este caso haremos cada agujero con la broca del diámetro correspondiente), y unos agujeros pasantes para los destornilladores. Realizaremos los agujeros ciegos utilizando unos topes de broca.

Paso 3

Después de lijar la balda la barnizamos. También barnizaremos el panel y las molduras. Emplearemos barniz color teka para las molduras e incoloro para la balda y el panel.

Paso 4

En la cara posterior del plástico autoadhesivo dibujamos las siluetas de las herramientas, tanto manuales como eléctricas, que vamos a colocar en el panel.

Paso 5

Retiramos las herramientas del plástico autoadhesivo y recortamos las siluetas con unas tijeras.

Paso 6

Distribuimos las siluetas sobre el tablero aprovechando al máximo el panel, y las pegamos. Pasaremos un trapo sobre ellas, presionando para que no salgan burbujas.

Paso 7

Para sujetar las herramientas de tamaño grande os proponemos utilizar tubo de aluminio forrado con tubo de goma y para las manuales, generalmente de tamaño pequeño, usaremos tees de golf, que son unas piezas pequeñas que se clavan en el suelo para apoyar la pelota, aunque podéis sustituirlos por escarpias. Con la ayuda de una herramienta típica de fontanería doblamos el tubo de aluminio a 90º.

Paso 8

Para que la manguera de goma se ablande y podamos introducir en su interior el tubo de aluminio, introduciremos las piezas en agua caliente. También pondremos los tapones en remojo.

Paso 9

Forramos el tubo de aluminio con la manguera de goma. Colocamos la pieza en el tornillo de apriete de nuestra mesa de trabajo para que no se mueva y con la sierra para metales, cortamos a la medida. Repetiremos la misma operación con todas las piezas que necesitemos.

Paso 10

El siguiente paso consistirá en poner los tapones, uno por pieza, que encajaremos con un martillo de nailon.

Paso 11

Hacemos los agujeros pasantes en el panel para colocar los soportes. Utilizaremos el taladro atornillador y dos brocas para madera de dos diámetros diferentes: el del tubo de aluminio y el de los tees de golf.

Paso 12

Aplicamos adhesivo de montaje en los agujeros y colocamos los soportes, tanto los de tees como los de tubo de aluminio forrado con manguera de goma.

Paso 13

Las molduras ya las tenemos barnizadas y las vamos a colocar alrededor del panel de herramientas, a modo de marco, con adhesivo de montaje.

Paso 14

Por último ponemos, también con adhesivo de montaje, la balda para las brocas, las puntas de atornillar y los destornilladores. La colocaremos en el extremo inferior derecho del panel. Y de esta forma, ya tendremos terminado nuestro panel de herramientas.