En la carpintería los ángulos compuestos es un tema de discusión que muchos encuentran complicaciones al momento de hacer uniones pues deben encontrar un balance entre lo estético y la funcionalidad. Para esto hoy Manos a la Obra te presenta este poderoso truco para hacer la forma de unión que deses sin perder la estética.

Coloque el corte que desea hacer en todas las facetas de la madera. Use un lápiz para ver la línea en una anchura coherente y fácil de ver.

Hacer este corte es como dibujar una línea en la arena en la playa. Si dibujas una zanja poco profunda en la arena con tu dedo, el océano seguirá esa zanja porque es el camino de menor resistencia.

u1

Así que piense en su sierra como el agua.

Hacer un corte poco profundo (cerca de 1/16 “de profundidad está bien) en todas las facetas de la madera o superficies que usted puede ver. No se preocupe por las superficies que no puede ver porque se enfrentan al suelo. Trate de hacer estos cortes para que estén todos en el mismo plano.

u2

Ahora puedes profundizar ligeramente estos cortes. Sostenga la sierra en el ángulo correcto para el corte y sierra hacia abajo, uniendo los cortes en dos facetas. Cuando la hoja de sierra alcanza las esquinas de ambas facetas, pare de aserrar. Mueva la sierra para unir el corte que ya hizo con el corte superficial en una faceta adyacente.

u3

Use la faceta más profunda para guiar la sierra a medida que une a estas dos facetas. De nuevo, deje de aserrar cuando llegue a la esquina de la siguiente faceta adyacente. Continúe este proceso hasta que se haya unido a todas las facetas que puede ver.

u4

Ahora es el momento de confiar en el diseño de su corte. Comience a aserrar para terminar el corte. Los cortes alrededor de la madera guiarán a la sierra – son el camino de menor resistencia. Mientras no intentes guiar la sierra, seguirá los cortes.

u5

En este caso esta teécnica ayudó al autor a realizar sus sillas con ángulo en las patas, Y tú ¿Ya puedes hacer algo parecido?

u6