Muchas de las personas que trabajamos con metal pasamos demasiado tiempo cortando por obtener cortes perfectos y óptimos para cada obra que realizamos. Pero lo que casi nadie sabe es que existe un método para hacerlo más rápido usando las 6 herramientas correctas dependiendo del tipo de material que vayamos a utilizar. Así que hoy te mostramos incluyendo ejemplos de cortes dados por nuestros colegas de hogarmanía. ¡Manos a la obra!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Paso 1

Si se corta a máquina utilizaremos la sierra de calar o la amoladora. Con la sierra de calar, la más ligera de todas las sierras eléctricas, y la hoja adecuada es posible cortar metales de poco grosor; es especialmente práctica para hacer cortes curvos en chapas.

Paso 2

Las virutas que salen disparadas del metal son muy peligrosas para la cara, especialmente para los ojos. Por este motivo, es muy importante mantener la cara levantada y llevar gafas protectoras. El uso de guantes también es indispensable cuando realicemos tareas de corte con metal.

Paso 3

Si trabajamos con la sierra de mano para metal, comenzaremos el corte manteniendo la herramienta un poco inclinada sobre la horizontal; cuando el corte esté bien marcado iremos inclinando más la sierra.

Paso 4

De forma manual podremos cortar barras, tubos y perfilados hasta un grosor máximo de 25 ó 30 mm.

Paso 5

Las cizallas para cortar metal no son más que unas tijeras robustas; la fuerza que se imprime a las hojas depende de la longitud del mango.

Paso 6

Con las cizallas manuales clásicas podremos cortar chapas de hasta 1 mm de grosor.

¿Increíble verdad? Coméntanos si los probaste para saber todas tus experiencias y poder implementar más técnicas y trucos. De esta manera podremos trabajar de forma más rápida y sin ninguna complicación.

Recuerda visitarnos en MANOS A LA OBRA para ver más recomendaciones dadas por los mismos expertos.