¿Quieres un nuevo aspecto para los gabinetes de tu cocina o de tu baño, por tu propia mano y con un presupuesto dentro de tus límites? Ten por seguro que el color adecuado de los gabinetes puede transformar por completo la apariencia de tu cocina o la de tu baño. Aunque no es tan simple como pintar tu comedor, pintar los gabinetes puede ser una solución de diseño asequible y duradera solo tienes que usar la siguiente técnica.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Paso 1

Retira las puertas, bisagras y limpia las superficies. Se recomienda utilizar un trapo suave y limpio o una camiseta y alcoholes minerales o TSP. (fosfato trisódico). No te limites a limpiarlos solo abajo, dales un buen lavado para eliminar viejos aceites, ceras y suciedad. Recuerda que la pintura es un material muy indulgente, pero la única cosa que se niega a acatar, es una superficie sucia y grasienta.

Paso 2

Lija ligeramente las superficies de pintura para abrir las superficies de acabado. Si hay abolladuras o ranuras en los gabinetes, es posible que desees rellenarlos con un buen relleno de madera primero. Después de lijar, utiliza un paño limpio para eliminar el polvo del lijado.

Paso 3 

Primero, pásale a los gabinetes una imprimación de bloqueo para las manchas diseñado para superficies brillantes.

Paso 4

Termina los gabinetes con al menos dos capas de la pintura elegida. Deja que la pintura se seque a fondo y lija suavemente entre capa y capa.

Paso 5

Una vez que todo se haya secado completamente, pon tus gabinetes de nuevo juntos. Asegúrate de mantener todo organizado. Ten un sistema para recordar el posicionamiento de cada elemento del gabinete.

Sugerencia: Si tienes gabinetes con adornos muy intrincados debes armarte de paciencia y ser muy meticulosos ya que esto incrementa la dificultad de un acabado adecuado prolijo y con un acabado impecable.

Lo que hay que tener en cuenta

Pintar los gabinetes puede parecer una solución de cocina rápida y sencilla, pero en realidad es un gran trabajo. Asegúrate de tener un buen tiempo, habilidades y paciencia para la tarea. Las probabilidades de que está tarea resulte con resultados satisfactorios depende de estas tres características,así que asegúrate de que tienes la capacidad de hacer esto.

Si te sientes inseguro, opta por la contratación de un pintor profesional. Si bien puede ser más caro, estos profesionales pueden probablemente conseguir hacer el trabajo en mucho menos tiempo y con un resultado de mucha mayor calidad. Siempre obtén algunas opiniones. Independientemente de tu decisión, hablar con varias empresas será una experiencia de aprendizaje.

Muchos profesionales utilizarán aplicaciones de pulverización para conseguir un acabado más suave, lo que puede hacer una gran diferencia.