El marmol es uno de los materiales más bonitos para instalar en casa, durarero y con una apariencia elegante y sobria. El problema con este es que requiere de ciertos cuidados para evitar que se pierda su brillo y apariencia clara; y para esto hoy en Manos a la Obra te mostramos cómo con un poco de tiempo y esfuerzo, podrás pulir el mármol natural o cultivado para lograr que vuelva a lucir como nuevo.

Ahora puedes aprender como preparar un pulidor casero para marmol o granito. Recuerda que estos materiales son muy delicados y no puedes utilizar para limpiarlos ni ácidos, ni alcohol, ni lejía, ni chloro. Estos productos pueden manchar la superficie del mármol.

Con este polidor daremos brillo y a la vez desinfectamos de posibles bacterias. Devuelve el brillo perdido a tus piezas de mármol.

Necesitas:
+ 2 cucharadas de maizena,
+ 2 cucharadas de bicarbonato de sodio,
+ 10 gotas de aceite esencial de tomillo o arbol de té,
+ 10 gotas de aceite esencial de lavanda (o cualquier otra de tu preferencia) – pero que no tiene acido citrico,
+ 1,5 cucharadas de aceite de oliva.

Cómo hacerlo
1. En un recipiente mezclar la maizena con el bicarbonato de sodio.
2. Añadir aceites esenciales y mezclar otra vez.
3. Poco a poco añadir el aceite de oliva, mezclar.
4. Poner mezcla en un tarro de vidrio con tapa.

Como usarlo

1. Espolvoliar el superficie de marmol o granito con el pulidor casero.
2. Con ayuda una esponja húmeda frotar bien el pulidor encima de toda la superficie.
3. Dejar de secar.
4. Pulin con una trapo limpio y seco hasta que se haga limpio y brillo.

Cómo hacerlo puedes ver en este video de Rosa Garalva y aprender paso a paso cómo preparar y usar el pulidor casero.

Related Post