A veces un simple despiste por nuestra parte nos puede complicar la vida más de lo que pensamos. Perder tiempo procurando solucionar los problemas que nos encontramos en el día a día acaba resultado tedioso, por lo que anticiparnos a las dificultades nunca está de más.

Las llaves, a pesar de ser un elemento pequeño y de apariencia insignificante, se han convertido en un imprescindible de nuestras vidas. Con ellas abrimos nuestra casa, la aseguramos, conducimos nuestro coche y cerramos cualquier cajón que queremos que permanezca en custodia.

Pues bien, las llaves nos resuelven la vida en muchos aspectos, pero sólo hace falta un despiste por nuestra parte para olvidarnos la llave y sembrar el caos. Son muchas cosas las que nos puede suceder con una llave, y nosotros hoy queremos enseñarte un truco que posiblemente agradezcas saber en alguna ocasión.

Se trata de cómo hacer una copia de emergencia de una llave utilizando cualquier lata que tengamos a mano. El proceso es sencillo y funciona con llaves sencilla, pero seguro que en más de un apuro nos consigue salvar.

Aprende con este vídeo el proceso que debemos seguir para fabricar nuestra copia de seguridad. ¡Nosotros nunca imaginamos que fuese tan sencillo!