Hoy queremos ofrecerte una  alternativa más creativas para que puedas tener esa pared de ladrillo que siempre quisiste en tu habitación.Pintar las paredes es una tarea que todos podemos realizar en casa, no es necesario ser un experto para poder lograrlo, sin duda no será un acabado perfecto pero vale la pena intentarlo.

Si deseas un acabado de ladrillos en tu pared pero no tienes el dinero suficiente para poder pagarla, no te preocupes, contamos con una interesante solución práctica y económica que te ayudará a tener esa pared que tanto quieres en tu habitación.

Hoy te ofrecemos muchas posibilidades y formas de inspirarte para que puedas elaborar de forma simple este hermoso acabado, estamos seguros de que aprenderás fácilmente esta sencilla técnica y puedas ponerla en práctica muy pronto ¡Esperamos disfrutes este práctico tutorial que hemos preparado para ti!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Paso 1

Empezamos  recortando la esponja con las dimensiones  que tiene ladrillo, pero puede varias dependiendo a lo que necesites.

Paso 2

Ahora Mide y marca con la tiza en la pared líneas de guía dejando 1 centímetro para la junta de los ladrillos, esto ayudará  a que la textura se vea uniforme.

Paso 3

Es momento de probar tu invento ahora tienes que humedecer la esponja en la pintura y quitar el exceso con un cartón.

Paso 4

¡Ya casi terminamos! Sigue la secuencia que marcaste anteriormente con  la esponja en la pared haciendo hileras de ladrillos.

Paso 5

¡Listo! solo te falta pintar todas tus pared recuerda que esta textura se puede aplicar sobre paredes de gotelé, lisas y de pladur.

Mira el siguiente vídeo y aprende el proceso de elaboración :