Renovar nuestro hogar no es cosa de otro mundo, puesto que la técnica precisa y económica para hacerlo es el reciclaje el cual todos nosotros podemos hacerlo ¡no es tan difícil! Ahora, cuando tratamos de adornar nuestro jardín buscamos hacerlo con costosos productos comprados en tiendas de decoración lo cual no es tan conveniente. ¿verdad? Pues hoy les traemos la solución con un claro ejemplo usando uno de estos pallets.

Les proponemos construir un macetero para el jardín igual a ninguno que hayas visto antes. A través de este pequeño tutorial les enseñaremos a usar el reciclaje como instrumento para tener algo que jamás pensábamos integrar a nuestra lista de favoritos.

Paso 1

Limpiaremos todas las maderas de cualquier tipo de clavo residual, pues será necesario que las maderas estén completamente limpias antes de empezar a ensamblarlas. Luego lijaremos todas las piezas de forma individual a fin de retirar las capas superiores que pudieran darle un aspecto sucio y también para conseguir suavizarlas y homogeneizarlas.

Paso 2

A continuación usaremos cola blanca y clavos. Con este truco evitaremos que la madera se despegue por tirones y que se quede fija, además de darle la consistencia del clavo.

Paso 3

La apariencia final debe ser similar a la que mostramos en la imagen, buscando siempre que la estructura tenga resistencia, solidez, pero que guarde una apariencia agradable, pues no podemos olvidar que esta estructura servirá, además de como macetero, como un adorno de jardín.

Paso 4

Una vez ensamblada la caja procederemos a barnizarla completamente, para evitar que los insectos o las inclemencias del tiempo la deterioren. Para ello emplearemos un barniz de exteriores. Esto hará que nuestro producto se mantenga intacto, además de otorgarle un aspecto mucho más antiguo. Para lograr este segundo efecto tendremos que usar un barniz muy oscuro, nosotros recomendamos usar uno que emule el color de la madera roja del roble. Ganaremos así también una apariencia más lustrosa.

Paso 5

El resultado final de la primera etapa de nuestro producto será el que vemos en la foto. Ya sólo restará colocar una planta dentro para que vaya creciendo poco a poco y colocarlo en el lugar deseado.

Paso 6

Con unos simples listones de madera podremos construir la estructura que vemos en la fotografía. Lo lijaremos y podremos darle el acabado que queramos. Le pondremos a continuación unos ganchos a ambos lados tal y como os mostramos y los atornillaremos.

Paso 7

Podremos barnizar la madera con el mismo barniz a fin de buscar un tono similar de conjunto o simplemente romper con dos colores diferentes. Eso ya lo dejamos a gusto de cada uno. Más tarde fijaremos dichas estructuras al suelo de la principal. Podremos usar también para ello unos tornillos y cola blanca, para garantizar de nuevo la sujeción.

Paso 8

Colgados de los ganchos pondremos unas macetas colgantes como las que vemos en la imagen. Si no encontramos ninguna podremos usar pequeñas flores e improvisar con alguna idea personal, pero siempre recomendamos que sean lo suficientemente grandes como para darle un toque de color visible. También les recomendamos que las cadenas estén pintadas con pintura de exteriores, con protección para evitar la corrosión o el óxido que pudiera provocar en el metal.

Paso 9

Por último colocaremos las flores o plantas que consideremos para darle el toque de color a nuestra construcción y la situaremos en un lugar vistoso. Éste será el efecto que transmitirá nuestra obra una vez esté concluida. Sin duda será la envidia de todos nuestros vecinos y una obra de arte de la que podamos presumir ante nuestros invitados.