A veces parece que un interior con estilo, fácil de mantener limpio, es un sueño inalcanzable. Pero no es así. Es por ello que hoy hemos juntado para ti los 10 materiales secretos de los hogares que siempre brillan de limpios. ¡Toma nota!

#1 Superficies lisas

Ads

Las superficies de tu hogar deben ser lo más lisas posible, porque en las costuras y comisuras es donde se acumula la mayor parte de la suciedad. Sobre todo, cuando hablamos de superficies grandes, como paredes y pisos. A la hora de elegir un piso laminado, opta por las opciones no achaflanadas. Consigue baldosas sin comisuras, con bordes lisos que se peguen uno a otro.

#2 Color

El color también juega un papel importante a la hora de mantener el orden visual. La opción perfecta para el piso son los tonos neutrales de gris de intensidad media. Se parecen al color del polvo y no crean un contraste tan marcado como los recubrimientos negros o brillantes que reflejan cada paso que hayas dado.

#3 Comisuras oscuras

Si la baldosa tiene comisuras, asegúrate de que sean un tono más oscuro que los azulejos mismos. No solo se ve más bonito, sino también previene las manchas visibles en estas áreas.

#4 Adiós a los acumuladores de polvo

Las figuritas son una verdadera catástrofe desde el punto de vista de la limpieza perfecta, porque ahí es donde se asienta el polvo y lavar todos los adornos de la casa es bastante problemático. Puedes esconderlos detrás de las fachadas de tus muebles, dejando a la vista solo aquellos que más te gustan.

#5 No a las cornisas de iluminación

Las cornisas de iluminación, tan populares en el pasado, dan muchos problemas a sus dueños: acumulan mucho polvo que convierte la limpieza en una tortura.

#6 Tapizado práctico

Ads

Si quieres mantener tus sillones limpios, usa muebles de piel o vinipiel. Su mantenimiento es muy fácil: solo es suficiente pasarles un paño húmedo. Si prefieres textil, elige modelos con fundas removibles que puedas lavar en la lavadora.

#7 No a los espacios entre muebles

Esto no solo aplica al piso y a las baldosas, sino a todas las superficies en general. Por ejemplo, los muebles de cocina y la cocina integral no solo deben estar bien pegados a las paredes, sino también al techo. De esta manera solo quedan espacios “técnicos”. En primer lugar, así puedes aprovechar mejor el espacio. En segundo orden, evitarás montones de cosas acumuladas arriba de los muebles.

#8 Fachadas de cocina lisas

Son más fáciles de limpiar. Dales preferencia a los tonos claros, porque hacen que las huellas dactilares no sean tan visibles como en las puertas de los muebles oscuros. ¿Será por eso que las fachadas blancas son tan populares en Escandinavia?

#9 No a los tapetes y alfombras

Las alfombras acumulan polvo y te traerán muchos problemas. Además, existen muchas tecnologías de “pisos cálidos”. Si lo que buscas es que tu hogar no esté tan fresco, definivitamente puedes dejar los tapetes en el pasado.

#10 Minimalismo

Este estilo es perfecto desde el punto de vista de la limpieza. Combina las superficies lisas, los colores lacónicos y cero elementos innecesarios.