Nuestra costumbre es siempre minorizar toda cosa que solemos hacen nuestro diario vivir como: hacer mantenimiento en casa, cocinar y tener todo en orden. Y es que lo práctico es lo rico y más cómodo de la vida. Por ello, siempre pesando en ti, te hemos traído los 20 trucos caseros más fabulosos que te facilitarán la vida y lo mejor de todo que el 90% de materiales los puedes encontrar en casa.

Ads

#1 Ahorra espacio en tu closet con esta nueva Tab-percha

Ads

¡No botes la latas que usaste! Reusa el tab para ahorrar espacio en tu closet y ponerla en la parte superior de una percha. De esta manera, podrás poner dos o más perchas en un solo lugar y convertir un pequeño espacio en un gran almacén de tu ropa favorita.

#2 Un sencillo organizador de cables para tu oficina

Si alrededor de tu ordenador tienes muchos cables que generan un caos tanto en tu escritorio como en tu cabeza, con un clip puedes solucionar el problema. Abre la pinza del clip e introduce el cable allí; cuando ya no lo tengas conectado a la computadora, cuélgalo de un borde, puede ser la mesa, una cuerda, un libro o la división de tu oficina. Así conseguirás el orden que siempre has deseado tener. Además, podrás utilizarlos normalmente sin necesidad de sacarlos del clip.

#3 Sumerge tus galletas en la leche sin ensuciarte

Si quieres sumergir tus galletas de chocolate dentro de un vaso de leche, en donde sabes que tu mano no cabe, trincha con un tenedor la galleta en medio de las dos caras, es decir, entre la crema, y sumérgela en la leche sin necesidad de ensuciarte, cuantas veces quieras. Es además un truco muy útil para los niños y sus padres.

#4 Ventilador ultraeconómico para tu ordenador

Para ventilar tu ordenador existe una manera sencilla, económica, práctica y útil. Es muy simple, ubica en la base de tu computadora portátil una bandeja (soporte) de huevos vacía y ya está.

#5 Refrigeradora libre de malos olores

El diario no solamente lo puedes utilizar para estar actualizado, también para envolver las verduras con olores fuertes como el cebollín; así el papel absorberá los aromas penetrantes y evitará que tu freezer se contamine.

#6 Hidratante natural después de una quemadura

Para las quemaduras en general, el té negro es la mejor solución. Humedece el té en agua y póntelo directamente en el área afectada, verás cómo poco a poco te aliviará. Este truco funciona también con las quemaduras causadas en tu piel por la exposición al sol.

#7 Cuchillo extrafino para queso

Ads

Con un hilo dental podrás cortar tus quesos a la perfección, obtendrás un corte limpio. Simplemente, es importante que antes de usarlo te cerciores de que el hilo no tenga sabor a menta.

#8 Flores vivas por más tiempo en tu hogar

Las flores se conservan durante más tiempo con 1 cucharada de vodka y otra de azúcar; el alcohol que contiene el vodka evita el crecimiento de microorganismos mientras el azúcar le da nutrición a la planta, lo cual en conjunto le brinda un equilibrio a tus flores. Y un truco adicional, retira las hojas y espinas del tallo para evitar que éste se dañe rápido. Recuerda que no es necesaria mucha agua, pues la flor la absorbe a través del extremo del tallo no por los costados.

#9 Tacho libre de humedad

El diario en el fondo de tu cubeta de basura puede absorber los líquidos que salen de los desechos y atraviesan la bolsa, así tu tache permanecerá limpio por más tiempo; además te ayuda a controlar los malos olores.

#10 Mostaza milagrosa para quemaduras

Otro alimento que alivia eficazmente el dolor de las quemaduras, especialmente las que te ganas cuando cocinas. Aplica la mostaza directamente en la zona afectada y verás cómo mejoras. Un truco importante: usa la mostaza de manera inmediata, justo después de haberte quemado.

#11 El truco del microondas

Para que la comida que llevas al microondas quede caliente en todos los fragmentos del plato, abre un espacio en el centro con ayuda del cubierto para que haya un pequeño vacío y ¡listo!, toda tu comida quedará caliente de manera homogénea.

#12 Patatas que evitan moretones

Cuando te golpees muy fuerte y esté a punto de salirte un hematoma, inmediatamente corta un trozo de patata cruda y póntelo durante el mayor tiempo posible en el área afectada, verás cómo desaparece mágicamente o previenes que salga.

#13 Leche para apagar el «fuego» de tanto ají en tu boca

El mejor método para calmar el ardor luego de ingerir comida picante es la leche. Y es que debido a la caseína encontrada en la leche, la capsaicina (componente que hace arder tu lengua por consumir alimentos picantes) se neutraliza totalmente y sólo debes mantener la leche en tu boca por 5 segundos, tiene un efecto instantáneo.

#14 Café frappé sin excesos de agua

Si quieres beber un delicioso café frappé, haz cubos de hielo de café con leche y viértelos en la licuadora para que obtengas una bebida auténtica, sin exceso de agua.

#15 Una argolla que rescata el cierre del pantalón

Si se averió el cierre de tu pantalón, ponle una argolla de llavero y engánchalo en el botón de tu pantalón. Adiós al problema.

#16 Un sencillo auxiliar para tu ordenador

Si tienes que transcribir de un texto a tu computadora, utiliza una percha con pinzas para falda o pantalón; sujeta de un extremo el papel y el otro ubícalo en la pantalla de tu ordenador portátil. Si necesitas utilizar una libreta, deja que la parte inferior de ésta repose sobre el escritorio para hacer el equilibrio necesario y evitar que la percha se suelte. Descubre la comodidad de este truco a la hora de trabajar en casa.

#17 La mejor técnica para partir las frutas o verduras diminutas

Si quieres partir en dos los tomates cherry, por ejemplo, y así hacer una exquisita ensalada, ponlos en una bandeja redonda y encima de ellos ubica un plato; luego pon tu mano sobre el plato y sostenlo presionando suave pero firmemente, mientras con la otra tomas un cuchillo y pasas el filo por la mitad de todos los tomatitos rápidamente. ¡Te sorprenderás!

#18 Detector de pequeños objetos perdidos

Si necesitas limpiar hasta el último rincón de tu casa con la aspiradora, pero no quieres perder elementos pequeños que pueden rondar por ahí como algunos pendientes que adoras o juguetes pequeños de tus niños, es sencillo: toma una pantimedia y átala con la ayuda de un elástico en el extremo de la aspiradora, verás que no se te perderán los objetos pero sí los harás aparecer o encontrarás lo que no estabas buscando.

#19 Destapa la tubería de forma sencilla

Si la tubería de tu lavavajillas está tapada, vierte en ella una taza de bicarbonato de sodio y una taza de vinagre rojo. Cuando no haya espuma, al cabo de unos segundos, enjuágalo y lo habrás destapado con éxito y sin llamar al plomero. Es un ahorro que no está de más.

#20 Una cinta métrica corporal

Mide la distancia de tu mano abierta de pulgar a índice, también de la palma y el largo de tu antebrazo, guarda los números en tu memoria y así cuando le quieras tomar medidas a algo y no tengas cerca una cinta métrica o una regla, podrás obtener el dato que necesitas.