Decapar o eliminar viejos restos de pintura o barniz es una tarea que se puede realizar de diferentes maneras, dependiendo de la superficie sobre la que vayamos a trabajar y de los productos o herramientas que utilicemos.

Por ello, siempre pensando en ti, te trajimos las 3 técnicas que nunca fallan para decapar ¡Nos amarás! sólo sigue este sencillísimo PASO A PASO.

Ads

Técnica N°1: Pistola de aire caliente

Primero, acoplamos a la pistola la tobera adecuada y dirigimos el chorro de aire hacia la capa de pintura que vayamos retirar, con cuidado de no acercarla demasiado a la superficie, ya que el objeto podría oscurecerse o quemarse.

Una vez que la pintura esté blanda, la iremos levantando con una espátula. Para llegar a las zonas de difícil acceso usaremos una rasqueta triangular. La pistola de aire caliente es especialmente eficaz a la hora de trabajar en superficies grandes o con muchas capas de pintura.

Técnica N°2: Decapantes en gel

Otra opción son los decapantes en gel, que actúan en profundidad sobre la pintura, barniz o protectores sin dañar el soporte. Aplicaremos el producto con una brocha y lo dejaremos actuar. Este tipo de decapante es muy eficaz: permite actuar sobre las formas redondeadas, las ranuras o los relieves.

El producto penetrará en profundidad y despegará las diferentes capas a eliminar. Una vez levantada la pintura la retiraremos con una espátula.

A continuación, pasamos un cepillo de nailon por toda la superficie, aclaramos con agua templada y dejamos secar.

Técnica N° 3: Superficies metálicas

  1. Si la superficie sobre la que vamos a trabajar es metálica, podemos utilizar el taladro provisto de una muela de hojas abrasivas, con la que obtendremos un apurado perfecto.En todos los casos que hemos mencionado, nos protegeremos de forma adecuada con unos guantes y, si el trabajo lo requiere, con unas gafas.