Cómo quitar las manchas de moho y humedad de la forma más FÁCIL

0
251

Como Quitar Manchas de Moho y Humedad De Las Paredes

Ads

En épocas de invierno y frío, los problemas de humedad comienzan a presentarse en techos y paredes. Lo peor de todo es que cuando intentas reparar estos inconvenientes en casa, las manchas no desaparecen por arte de magia, como uno quisiera.

Es así que recurrimos a diversos métodos para tratar de eliminarlas nosotros mismos. Estas manchas de moho y humedad son realmente desagradables y deslucen cualquier ambiente del hogar. Y no basta con pasar un poco de pintura para ocultarlas porque éstas se traslucen y quedará aún peor.

Ads

Manos a la Obra te cuenta cómo eliminar estas terribles manchas para que tu pared quede lista para una buena pintura, empapelado, entelado o como quieras decorarla.

¿Cómo quitar esas manchas?

Las manchas de humedad penetran tu pared profundamente y dejan marcas desagradables. Muchas veces son rebeldes y difícil de quitar. Primero, procede a limpiar bien la pared con un paño húmedo en agua con lejía (1 parte de lejía por 10 de agua). Debes ser muy paciente y hacerlo con cuidado.

Cuando la pared se haya secado, pinta con un fondo sintético. Para este caso deberás diluirlo con aguaras a un 30%. Aplica esta mezcla sobre la superficie con la ayuda de una brocha. Pasa una a dos manos en un sentido y luego en el otro sentido para evitar que queden rayones. Cuando ya esté listo, aplica la pintura que utilizarás en la pared.

Un truco para evitar que las manchas vuelvan a aparecer es utilizar una pintura plástica anti hongos. De esta forma conservarás tu pared libre de humedad y de manchas antiestéticas.

Ads

Recuerda que las manchas no pueden atravesar una pintura al aceite. Al ser blanca y de acabado mate es ideal para poder aplicar cualquier otro tipo de pintura sobre ella.

¿Cómo quitar el moho?

Por lo general, las manchas de moho son más fáciles de quitar. Se aconseja utilizar agua con lejía, la misma proporción que se empleo para quitar las manchas de humedad (1 parte de lejía por 10 de agua).

Empapa esta solución en un trapo y luego enjuaga permanentemente hasta quitar todo el moho de la superficie. Luego, pasa un paño limpio y seco.

Cuando la pared esté seca, procede a pintarla sin necesidad de otro tratamiento. Recuerda tener bastante cuidado con el hongo del moho ya que pueden resultar muy perjudiciales para la salud. Sobre todo en personas alérgicas y en niños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here