Con el transcurrir de los años nuestras instalaciones se han visto muchas veces expuestas al sol e incluso a productos que fácilmente los oxidan lo que su funcionalidad ya no será la misma y saldremos perjudicados en referencia a necesidades básicas. Es por ello que una buena opción brindada por nuestros colegas de hogarmanía sería galvanizar en frío todos los metales ¡Aprende con nosotros y toma nota!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Ads

Paso 1

Pero, existe también otro método más sencillo y accesible para todos los usuarios que es el galvanizado en frío.

Paso 2

Cuando cortamos o taladramos una pieza metálica ya tratada, es conveniente dar un producto con alto contenido en zinc en las zonas manipuladas, para evitar que la superficie se oxide.

Paso 3

En las tiendas de bricolaje encontraremos diferentes productos de galvanizado en frío, que podremos aplicar tanto con brocha como con rodillo, así como con pistola.

Paso 4

Asimismo, podemos decantarnos por un modelo en aerosol. Una vez que hayamos limpiado la superficie sobre la que vamos a trabajar, damos el producto.

Paso 5

Transcurrido el tiempo de secado que nos indica el fabricante, la pieza tratada quedará perfectamente protegida de la corrosión, por mucho tiempo.

Paso 6

Ads

Este producto es perfecto también para proteger superficies metálicas sin ningún tratamiento antioxidante previo.

Paso 7

Empleando este tipo de producto, con alto contenido en zinc, impediremos que las piezas y objetos metálicos que hayamos manipulado se oxiden con la humedad.