La mezcla de arena, cemento y una hoja permitirá tener una decoración como ni una otra

0
536

Muchas personas decoran su casa con elementos de plástico que venden en el mercado catalogada como “la mejor de todas” y de “alta calidad”. Sin embargo, nunca nos hemos puesto a pensar que las mejores son las que nosotros podemos hacer puesto que son precisas y perfectas conforme a nuestros gustos y necesidades. Por ello, en esta ocasión les hemos traído una de las mejores ideas para tener en nuestro jardín o la entrada de nuestra casa usando solamente tres cosas: arena, cemento y una hoja súper grande. ¡Toma nota!

En primer lugar, debes comprar alrededor de un kilogramo de arena, y situarlo encima de una lámina de plástico. Extiende bien la arena para que quede cubriendo la mayor parte del plástico, recuerda que la hoja debe estar contenida en esta masa arenosa. Para que la arena tenga una forma cóncava puedes situar esa hoja de árbol encima de ella; gracias a ello lo que obtendremos finalmente será espectacular. Recuerda llevar siempre guantes para no mancharte y cubrir la mesa con periódicos para no manchar.

A continuación, en un pequeño cubo debes preparar algo de cemento. Su elaboración es bastante simple, y en la web está bien explicado. Para que el objeto final tenga un color similar al de una hoja, podemos optar por añadir un colorante verde, pero si quieres optar por hojas multicolores, puedes vertir el color que más te guste. Imagina una colección de hojas de árboles diferentes y de colores variados ¡sería algo espectacular!

Tras verter el cemento con el colorante encima de la hoja, debes presionar con ambas manos para darle a tu producto un espesor homogéneo. Cuando hayas terminado la masa necesita un tiempo de secado, nada menos que 24 horas, por lo que deja tu producto cubierto con varias láminas de plástico. Recuerda hacerlo todo en un lugar seco y que de un poco de aire, eso facilitará bastante el proceso. Tras realizar esto sal a la calle a disfrutar un rato, que al día siguiente te espera la última parte del proceso.

Ads

Puede existir un problema, que la hoja esté pegada en el molde, pero esto tiene una solución bastante fácil. Déjala secar durante unas horas y después frótala con un cepillo de cerdas duras. Si todo ha salido bien, tendrás en tus manos una hoja preciosa que puedes usar para decorar tu hogar.

Nuestro consejo es que uses hojas de árboles diferentes y además de colorantes precisas a tu gusto. ¡Las visitas se quedarán maravilladas con lo que vean!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here