Ser padre o madre implica una responsabilidad que a veces exige lo mejor de nosotros mismos y hacer cosas que nunca pensamos que podíamos realizar. El instinto de protección hacia los hijos consigue que, en situaciones extremas, aumenten los reflejos o la velocidad de manera inusitada. ¿No te lo crees? Pues estos ejemplos te van a hacer cambiar de opinión, sin duda.

#1 También hay que estar muy pendiente de las mascotas

#2 También hay que estar muy pendiente de las mascotas

#3 Justo a tiempo

#4 No ha llegado a tocar el suelo

#5 Sin palabras

Para ver los otros 5 y muchos más, te dejamos este increíble video en donde podrás comrpobar que todo lo posible se puede lograr con la ayuda de alguien ¡Grande pa’!