Como sabemos, pintar nuestra casa no es una tarea sencilla y a veces puede tomarnos un poco de tiempo si no sabemos cómo organizarnos. Sin embargo, existen algunos detalles que sólo los expertos saben cómo afrontarlos y hoy queremos compartir esta increíble técnica contigo. Si eres de los que también tuvo problemas tratando de alcanzar esas esquinas o esos espacios estrechos, y al mismo tiempo trataba de cuidar los vidrios de las ventanas estos trucos que presentamos a continuación van a simplificar tu vida.

#1 ¡Alcanza todo!

Ads

Se recomienda utilizar una extensión ajustable que puedas acomodar a la brocha para que así alcances todos esos rincones que no llega tu brazo ni la escalera.

#2 No volverás a dañar los vidrios de tu ventana

Ya no necesitas cubrir los vidrios de tu ventana con cinta adhesiva, simplemente aplica la pintura y deja que las manchas que cayeron sequen. Luego, sin dejar pasar mucho tiempo, retira con la ayuda de una cuchilla.

#3 El baño tiene espacios estrechos y lo sabemos muy bien

Si deseas pintar zonas con poco espacio, entonces la mejor opción es utilizar un rodillo de poco grosor y con un mango largo que te permita llegar a esos rincones estrechos.

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO DE MANERA DETALLADA