Sabias que puedes adaptar un estuche para ojetos frágiles en uno para cámaras fotográficas, esto gracias a la espuma foam que es muy sencilla de trabajar y además no ncesitas muchas herramientas complicadas para lograr que tu cámara profesional se encuentre asegurada en un estuche a prueba decaidas y golpes. ahora veamos cómo se hace en la siguiente descripción.

Ads

Diseño

Diseña tu equipo para determinar qué tamaño de caja necesitarás. El área gris representa espuma que cortará para que quepa. Deje 3/4 “entre los componentes, y al menos un margen de 3/4” alrededor de los bordes.

Ads

Escoger el modelo

Al escoger un modelo para la maleta anti golpes debes considerar que su tamaño pueda abarcar todos los componentes de tu equipo fotográfico.

Una vista final del estuche de transporte que muestra una cámara y dos baterías incrustadas en espuma. Además, sería bueno que compares tu diseño con una de las cajas, y si calza perfecto ya tienes la caja.

Una sierra de protección puede cortar agujeros para equipos tales como una cámara y un cargador de batería. Corta la espuma foam con la ayuda de un alambre de aluminio alimentado por dos polos electricos que conducen electricidad desde una batería. La electricidad hacen que el metal se caliente a un punto que corta la espuma como si de una mantequilla se tratase.

El espacio en el lado derecho permite espacio para accesorios como cables que no requieren tanta protección. Luego de cortar, coloca el molde de la espuma dentro de la caja y usa pegamento de ser necesario para acomodar el molde de la espuma dentro de la caja.

Cortar pedazos de espuma móviles es una opción simple. Así debe lucir con los implementos dentro.

Fuente: makezine