El mercado está lleno de diferentes detergentes y limpiadores que pueden perjudicar la salud. Pero para limpiar esas superficies complicados no hace falta un caro limpiador o quita manchas que espelen un fuerte olor o pueden llegar a irritarnos la piel. Podemos encontrar en la cocina materiales inofensivos y mucho más económicos que obtiene el mismo resultado.

Colchón

Esta manera de limpiar el colchón le quitará la suciedad: el sudor, las células de la piel muertas, el polvo y el olor.

Ads

Para empezar, aspira todo el colchón. Luego, usando un tamizador, distribuye de manera uniforme una caja de bicarbonato de sodio (si quieres, puedes agregar 10-15 gotas de algún aceite esencial) por toda su superficie.

Tapete y Muebles

En un recipiente, mezcla 1 cda. de bicarbonato de sodio y detergente (opcional). Luego agrega 1 vaso de agua hervida tibia y 4-5 cdas. de vinagre blanco al 9%. La mezcla empezará a producir mucha espuma, por eso para su preparación usa un recipiente grande. Revuelve todo bien y vierte la mezcla en un atomizador.

Aspira tus tapetes, alfombras o muebles. Pulveriza la solución por 5-10 segundos, luego retira el líquido con una esponja (de ser necesario, frota las áreas problemáticas). Repite hasta obtener el resultado deseado pero ten cuidado para que la mezcla no se absorba por la tela.

Fuente: genial.guru