Te has preguntado ¿si se puede aumentar la presión del agua en tu ducha o regadera?  La respuesta es si, pero no suele ser tan sencillo hacerlo como decirlo. Por eso hoy les hemos traído un impresionante tutorial para realizar una modificación a los termas y duchas que mejorarán la presión que nuestros colegas de wikihow nos dejaron para aprender todos juntos. ¡Manos a la obra!

APRENDE CON NOSOTROS PASO A PASO

Ads

Paso 1 – Trata los problemas de los suministros de agua caliente.

Si solo las llaves de agua caliente tienen el problema de baja presión, fíjate si el causante es el calentador. Estos son los problemas más comunes:

Sedimentos obstruyendo el calentador de agua o las tuberías de suministro. Vacía y enjuaga el tanque, y si no funciona llama a un plomero. Para evitar que esto vuelva a suceder, remplaza la varilla de ánodo frecuentemente y considera instalar un suavizador de agua.

Las tuberías de suministro son muy angostas. En la mayoría de los casos, la tubería principal que va del calentador de agua debe ser de por lo menos 19 mm (3/4 de pulgada) de diámetro. Alguna fuga en las válvulas o el tanque. Solo intenta repararlo por tu propia cuenta si la fuga es pequeña y tienes experiencia en proyectos de plomería.

Paso 2 – Busca alguna fuga en las tuberías.

Las fugas son la causa común de la baja presión. Realiza un chequeo rápido para ver si hay áreas húmedas debajo de las tuberías, en especial en la tubería principal. Arregla cualquier tubería con fuga que encuentres.

Por lo general, la tubería de suministro entra a tu casa por un costado en climas templados, o por el sótano en climas fríos. Las áreas húmedas podrían originarse a causa de la condensación. Coloca unas cuantas toallas de papel y vuelve a revisarlo el día siguiente.

Paso 3 – Prueba si el inodoro tiene fugas.

El mecanismo de un inodoro con fugas no bloquea el flujo del tanque al tazón. Vierte unas cuantas gotas de colorante artificial en el tanque y regresa en unas horas sin haber tirado de la cadena. Si el colorante entró en el tazón, significa que el inodoro necesita reparaciones. Por lo general, lo único que se necesita es una bisagra nueva u otra reparación barata y sencilla.

Si escuchas que el inodoro corre agua continuamente, en definitivo es un desagüe de presión. Aprende a arreglarlo.

Paso 4 – Verifica el medidor del agua para descartar alguna fuga.

Ads

Si aún no logras encontrar alguna fuga, es tiempo que te fijes en el medidor de agua para confirmar o negar su existencia. Cierra el paso del agua en toda tu casa, luego lee el medidor. Hay dos maneras para buscar fugas usando el medidor:

Si el marcador triangular o circular pequeño sigue girando, significa que el agua aún está corriendo. Asumiendo que todas las llaves estén cerradas correctamente, tienes una fuga. Anota la lectura marcada, espera un par de horas sin usar el agua y vuelve a revisarlo. Si obtienes una lectura diferente, entonces sí tienes una fuga.

Paso 5 – Asegúrate de que la válvula del paso del agua esté totalmente abierta.

Busca la válvula maestra cerca del medidor de agua. Si se giró a una posición parcialmente cerrada, gírala de nuevo para abrirla completamente. Rara vez, este es el problema, pero solo te tomará unos cuantos minutos probarlo.

Paso 6 – Inspecciona la válvula de reducción de presión.

Los hogares ubicados en terrenos bajos a menudo cuentan con un dispositivo de alivio de presión instalado en el punto donde las tuberías entran a los cimientos. Este dispositivo, por lo general con forma de campana, reduce el suministro de agua a un nivel de presión seguro para tu casa. En un modelo típico, el tornillo o la manija de la parte de arriba se gira a favor de las manecillas del reloj para incrementar la presión del agua. Es mejor girarla solo un par de veces, teniendo en cuenta el número de vueltas que le diste. Si le das muchas, podrías dañar la plomería.

Si el ajuste del dispositivo no hace ninguna diferencia, cierra el suministro de agua y desarma la válvula. Tal vez necesites remplazar una pieza, el dispositivo completo o limpiarlo a fondo. Es recomendable seguir las instrucciones del fabricante. No todos los hogares cuentan con uno de estos dispositivos, en especial si el suministro de agua de toda la ciudad se mantiene a baja presión o si el edificio se encuentra en terreno alto.

Paso 7 – Prueba con un suavizador de agua.

Si tu casa ya tiene un suavizador de agua instalado, intenta configurarlo para que funcione como tubo de desviación o “bypass”. Si la presión no mejora, haz que alguien inspeccione el suavizador para saber si tiene algún problema.

De esta manera, les dejamos un fantástico material audiovisual del canal de YouTube gumercinda ureña vazquez donde nos demuestra cómo hacerlo sin ningún tipo de inconveniente: