Para ser sinceros, a la mayoría de nosotros no nos gusta limpiar, sobre todo la cocina. Con tan sólo pensar que te está esperando una sartén llena de mugre y suciedad que, de ninguna manera quiere brillar como nueva, ya te sientes mareado. Y ni hablar de lavar el microondas.

Sin embargo, hemos descubierto 9 trucos infalibles de limpieza para tener una cocina reluciente ¡Toma nota!

1. Limpiar la licuadora

La manera más rápida de lavar una licuadora es sumergirla en un recipiente lleno de agua tibia con unas gotas de detergente para lavar trastes justo después de usarla. Déjala en remojo varios minutos y luego lava bien con el agua. De esta manera los restos de licuado no se pegarán.

2. Limpiar el microondas

Una manera sencilla de limpiar el microondas es hacerlo usando unas toallitas húmedas. Necesitarás unas 5 o 7 toallitas o una toalla humedecida, las calientas en el horno a potencia fuerte durante 3 a 5 minutos y listo. El vapor que emitirán las toallitas, ablandará la mugre. Después de que se enfríen, puedes usarlas para quitar las manchas sucias.

3. Eliminar olores desagradables en el microondas

Ahora tienes tu microondas perfectamente limpio. ¿Pero qué hacer con el aroma desagradable? Necesitas mezclar en un recipiente una taza de agua con media taza de jugo de limón y poner esta mezcla adentro del horno. Calienta el líquido durante 3 a 5 minutos y luego deja que repose durante otros 10. Verás que los olores desagradables se quitarán.

4. Dale una oportunidad a la cafetera vieja

Una cafetera que dejó de lucir bonita, no está completamente perdida. Las manchas se quitarán facilmente si llenas un cuarto del recipiente con hielo. Luego parte un limón en cuartos y exprime el jugo sobre el hielo. Agrega 2 cucharadas de sal y mezcla durante 2 minutos. Ahora sólo falta lavarla con agua tibia y asombrarse por lo bien que luce tu cafetera vieja ahora.

5. Lavar una sartén de hierro fundido

Para quitar la capa carbonizada de tu sartén de hierro fundido, no es recomendable usar detergentes líquidos y esponjas duras. En esto te ayudará la sal: sólo frótala por la superficie de la sartén con una toalla de papel y luego lávala bien. Para restaurar la película de aceite antiadherente sólo hay que agregarle unas gotas de aceite.

6. El truco con el molino de café

La mayoría de los expertos aconsejan cuidar el molino de café y no usarlo para moler especias porque los aceites esenciales que se liberan en el proceso, se emitirán al café. Si algo similar le pasó a tu molino, para eliminar un olor indeseado sólo muele un puñado de arroz, los aromas se absorberán.

7. Limpiar el rallador

¿Te cansaste de ver cómo el queso se pega a tu rallador tal como una plastilina? Es muy fácil limpiar el rallador con una brocha para pintar, eliminará los restos de queso con facilidad. Este truco funciona por ambos lados del rallador.

8. Lavar le bote para la basura

El bote viejo para la basura también necesita una atención especial. Para limpiarlo a fondo y quitarle aromas desagradables, agrega algunos cubos de hielo preparado de la solución de agua y vinagre. Después de que el hielo se derrita, sólo tendrás que lavar el bote con agua.

9. Eliminar los restos de café en la vajilla de porcelana

Si tu juego de tazas de porcelana no brilla, sólo frota la superficie manchada con una mezcla de vinagre y sal.